Logo Ágora

COLUMNISTAS

Antonio Hernández Mascote

Vida

@TonymascoteTony
Visitas: 576

“Cambia tu vida cambiando tus pensamientos”

 


 

Definitivamente “no hay nada que sea absolutamente bueno ni absolutamente malo”.

 

Todo acontecimiento o persona es portador de aquello que le permite crecer y hacer crecer a los demás que yacen a su alrededor, independientemente de que sea “bueno” o “malo”, y encierro ese binomio de palabras entre comillas porque esas etiquetas no deberían de existir… sólo acontecimientos que suceden, personas con las que convivimos, y no más. Ojalá algún día comprendamos que “todo es perfecto”.

 

Esto de lo “bueno” y “malo” nos impide o impulsa a que disfrutemos la vida con todos sus paisajes, viviendo en cada escenario lo mejor o lo peor.

 

Es curioso, pero una gran mayoría de ocasiones sucede que un grupo de personas ante la vivencia en común de algún acontecimiento cada uno lo vivencia de forma distinta, en ocasiones hasta parecería que estuvieran describiendo hechos tan diferentes o personas tan distintas. Ahí podemos constatar con toda veracidad que la interpretación de la realidad depende únicamente del sujeto, por tal motivo siempre he creído que todo es subjetivo y no objetivo.

 

¿A qué se debe que describamos la realidad de manera tan diferente?

 

La verdad de todo está en nuestros pensamientos, del cómo he sido educado para leer los acontecimientos que fluyen en nuestro diario vivir. Inclusive, ya siendo un poco mayores, con capacidad de una libertad para pensar de forma diferente, decidimos pensar como mejor nos convenga. Existen personas que morirán con sus estructuras mentales que les impidan ver la vida de una forma más positiva, alentadora; otros romperán los grandes esquemas mentales que habían ido alimentando y cada día se dan a la tarea de reciclar toda vivencia en algo mejor, en una experiencia digna de ser recordada, de un episodio más de la propia historia que va creando.

 

Es momento de ir creando nuestra propia historia, sin buscar culpables, responsables de todo aquello que nos sucede. Es más fácil culpar a los demás por lo que no hemos querido lograr que ser responsables de que el éxito depende sólo de uno, de tomar o no las oportunidades que la vida ofrece.

 

Así que desde este momento impleméntate el reto de ver todo lo que acontezca a tu alrededor, así como las personas con las que te vayas a relacionar, míralo con el lente positivo, con la visión de oportunidad, con la intención de construir, alentar, apoyar, animar, respetar, amar, auxiliar. Verás que la realidad se tornará a ti de manera diferente.

 

Hemos dicho que cada uno traemos misiones diferentes por cumplir. Cada ser con el que interactúas se encuentra entablando sus propias batallas. Cada persona que aparece en tu vida es un “maestro” que viene a ofrecerte la posibilidad de aprender, de reconocer quién eres, de dónde vienes y hacia dónde te diriges. Cuando mires de esa forma todo tendrá un mayor sentido, todo fluirá más en tu existencia y por ende caminarás más ligero de equipaje, preparándote para continuar evolucionando y dar el paso a la trascendencia.

 

Que tu impulso diario sea descubrir a través de los demás tu propia esencia, tu propia existencia, el para qué estás caminando en esta vida. Comienza a desintoxicarte de las creencias que te dicten que lo malo existe, porque no es así. Todo tiene una parte buena la cual contribuye al desarrollo de todos aquellos que interactúen desde esa consciencia, desde la postura de crecer, evolucionar.

 

“El mayor descubrimiento de cualquier generación es el de que los seres humanos pueden cambiar sus vidas cambiando sus actitudes mentales”. (Albert Schweitzer)

 

 

Por: Antonio Hernández Mascote.

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES