Logo Ágora

COLUMNISTAS

Daniel Hernández Hernández

Además de historia y cine...

@@
Visitas: 628

ADEMAS DE HISTORIA Y CINE.




Dios salve a las reinas

Las reinas tienen muchas connotaciones en nuestra vida cotidiana y aplicamos el término por diversos motivos. Si nos apegamos a lo etimológico, la palabra viene de Regina y en términos prácticos es la esposa del rey, es decir una figura femenina con autoridad y superioridad.

Así, tenemos diversos tipos de reinas: La abeja reina como soberana de su especie. Existe también la canina cocker Reina (o Lady en su idioma original) en la película de Disney  La dama y el vagabundo (Clyde Geronim, 1955), donde la perrita termina enamorándose del literalmente Golfo protagonista.

En la música hay varios ejemplos. La Banda Machos se ostenta como la reina de las bandas o la cada vez más irreconocible Alejandra Guzmán se hace llamar la reina de corazones. También hay canciones que reflejan lo coloquial de un pretendiente para con la mujer con la que busca congeniar, como el Ton´s que mi reina del extinto grupo Botellita de Jerez.

Tomando en cuenta que una reina es para muchos la jerarquía de las mujeres, hay quienes optan por este mote para referirse a la novia, pareja o esposa y esta recíprocamente se refiere a su amado (o no) como su rey: solo basta con una playera o sudadera que lleve la pareja orgullosamente con el mote queen  y king para enfatizarlo, para  que nadie dude de ello y hacerles honores en cuanto pasen a nuestro lado.

Si bien la figura monárquica no existe en México, si hemos tenido diversas visitas  de reinas que nos han hecho el honor de conocer nuestro país. Todas -o casi todas- tratadas con los protocolos que establecen los cánones venidos de fuera.

En el pasado mes de noviembre, se cumplieron diez años de  la visita de la reina Beatriz de Holanda a la ciudad de Guanajuato, evento que me tocó atestiguar al hospedarse en un hotel cercano a mi lugar de trabajo. El dispositivo de seguridad parecía sacado de una película: miembros del ejército, policías estatales y locales, además de la innumerable caravana de camiones, autos y hombres con trajes y radios para intercomunicarse y hacer seguro el breve paso por las calles guanajuatenses de la monarca holandesa, quien lo más seguro no tuvo idea  del caos vehicular que ocasionó su visita a nosotros los plebeyos.

Si de actos protocolarios hablamos, nada como la que tuvo la reina Isabel II en 1975. Recibida por el entonces presidente Luis Echeverría Álvarez y ante un alarde en los lugares que recorrió en nuestro país, visitó con su numerosa comitiva el entonces Distrito Federal, para de ahí viajar a la ciudad de Guanajuato en ferrocarril. Como buena turista, visitó el Mercado Hidalgo, el monumento del Pípila, la universidad de Guanajuato y comer y hospedarse en el hotel San Gabriel de Barrera. De recuerdo se llevó sus obligadas charamuscas y artesanías de la región y culminar su visita en el estado de Oaxaca.

Por un vínculo entre España y México que guste a unos y a otros no, fueron varias las ocasiones que el ex rey Juan Carlos y su esposa Sofía visitaron nuestra nación. Su título fue delegado al rey Felipe VI y su esposa Letizia, quien tiene un vínculo muy cercano con los mexicanos, ya que trabajó y residió en Guadalajara y otras ciudades mexicanas.

No todas las reinas han sido bien tratadas en México. En 1981 el grupo Queen ofreció tres conciertos, uno en la ciudad de Monterrey y dos en la ciudad de Puebla. Lo que ahora es tan normal y cotidiano para los rock escuchas, en los años antes de 1991 era casi imposible un concierto masivo en el país.

En esta mini gira de Queen, en Monterrey todo transcurrió sin problemas, quizás los regiomontanos acostumbrados por la cercanía de ir a Estados Unidos a eventos de esa magnitud, por lo que su concierto no tuvo contratiempos. Los conflictos fueron en el estadio Ignacio Zaragoza, de la Angelópolis, un recinto para no más de 15,000 personas y que fue insuficiente para ver y escuchar a los ingleses. En el Distrito Federal no se otorgaban permisos, por lo que la opción fue algo cercano.

Los Queen venían como decimos, en su mero apogeo. Pero el apogeo también estuvo en un público que no sabía comportarse en eventos de esta índole y que aventó monedas, calcetines llenos de tierra y zapatos –desconocemos como habrán caminado después de ello sus antiguos propietarios- a los integrantes del grupo, dañando además sus instrumentos. Freddy Mercury prometió no regresar a dar conciertos a México y su promesa fue cumplida al morir en noviembre de 1991.

Sea la reina de su preferencia y aludiendo al God save the queen, del que por cierto no es el himno oficial de Inglaterra, ya que no tiene uno como tal, espero que la deidad de su elección y preferencia salve a sus reinas, pero sobretodo cuidémoslas nosotros a esas figuras femeninas que se quiera o no, van con autoridad y superioridad en muchos ámbitos de la vida.

 

Sus comentarios y sugerencias son bienvenidas. 



07/12/2019

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES