Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 555

TRINCHERA CIUDADANA.


 

Para la familia Martínez Alvarado.

 

¿A CAMBIO DE QUÉ?

 

Cuando el presidente López Obrador anunció que su gobierno otorgaría visas de trabajo a migrantes centroamericanos, no imaginó lo que provocaría. La medida era loable por razones éticas y humanitarias, pero incumplible para un país como México, sin la capacidad de recepción y de atención para tantas miles de personas.

 

La noticia debió correr como reguero de pólvora y muy pronto arribaron a nuestro país, además de ciudadanos centroamericanos, africanos y cubanos. La expectativa seguía siendo llegar a los EEUU, pero aprovecharían las facilidades otorgadas por el gobierno de México durante su tránsito.

 

En EEUU ya son tiempos electorales y Donald Trump pretende reelegirse bajo cualquier costo. El tema migratorio, uno de sus favoritos, le presentaba otra vez la oportunidad de alentar a su base electoral golpeando a su enemigo favorito: México.

 

Y lo peor es que los flujos de migrantes se incrementaron a la sazón de cien mil por mes. Trump tenía esa arma para arrojársela en la cara al gobierno mexicano y exigir que detuviera a los migrantes desde el sur de nuestra frontera o impondría aranceles de 5% a los productos mexicanos de importación.

 

Había que parar semejante crisis y una comitiva del gobierno mexicano acudió a Washington para “negociar” alternativas. Hace pocos días, el canciller Marcelo Ebrard anunció que la misión había sido cumplida y no habría aranceles. López Obrador convocó a un mitin de “unidad nacional” en Tijuana y los defensores del actual gobierno han calificado el resultado como de triunfo implacable y jugada magistral por parte del presidente y del titular de la secretaría de Relaciones Exteriores.

 

Sin afán de ser aguafiestas, creo que muchos no se han puesto a pensar a cambio de qué el gobierno de EEUU decidió dar marcha atrás a la aplicación de aranceles. Trascendió que nuestro gobierno se comprometió a enviar seis mil elementos de la recién creada Guardia Nacional para custodiar la frontera sur, decisión que trastocará el plan de López Obrador de recuperar la seguridad pública, pues los elementos que deberían estar cubriendo tareas de seguridad, ahora estarán apostados única y exclusivamente en la frontera con Guatemala. Nuestro país será el cadenero de los EEUU y el muro comenzará al sur de nuestra frontera.

 

Trump tuiteo hace poco que hubo otros acuerdos que no se anunciaron, ¿de qué está hablando? ¿Habrá aceptado México la condición de “Tercer País Seguro” para alojar a migrantes que buscan llegar a los EEUU, pero que bajo ese esquema permanecerían en nuestro país de manera definitiva? ¿Habrá aceptado nuestro gobierno el programa Remain in México que otorga asilo a los migrantes que buscan llegar a los EEUU y que mientras sus solicitudes son analizadas, podrán permanecer en nuestro país?

 

Tristemente Trump utilizó todo el poder de su presidencia para doblegar a México y lo seguirá haciendo. En tres meses podría cambiar de opinión y amenazar de nuevo con los aranceles. Lograron apaciguarlo, pero sólo de manera temporal. Más temprano que tarde volverá al ataque. La pregunta es qué estará dispuesto a ceder nuestro gobierno.

 

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES