Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 413

TRINCHERA CIUDADANA



CONDENA Y OLVIDO


Conocí hace tres años el mall de Cielo Vista luego de visitar a mi hermano en Ciudad Juárez. Me asombró el enorme tamaño del Wal Mart, del cual, una vez ingresando, no se le veía fondo. La tienda estaba repleta de todo tipo de personas comprando todo tipo de artículos. Mi hermano y yo nos detuvimos ante unas ametralladoras exhibidas en uno de los pasillos. “La fascinación por las armas”, comentamos y seguimos nuestro camino. Mi sobrino me llevó a una tienda de juguetes que le fascinaba; luego conocimos varios locales de ropa y diversos accesorios que hay en el interior. La gente es amable y servicial. Me impactó la noticia de la tragedia.

La masacre perpetrada el sábado en El Paso, Texas, por un supremacista blanco ha dejado hasta el momento 21 personas muertas y más de 20 heridas. El Paso se une a la siniestra lista de ciudades con acontecimientos similares en el vecino país, en una vorágine homicida que parece no tener fin. Sin embargo, lo ocurrido en El Paso tiene un ingrediente perturbador. Se trata de un crimen de odio racial. Así lo expuso el asesino minutos antes en un desplegado que publicó en redes sociales. “Matar a tantos mexicanos como sea posible”. Justificó sus actos por la invasión hispana que está sufriendo Estados Unidos y que amenaza su forma de vida.

Varios videos ya han sido publicados en redes y el horror es patente. Cuerpos sin vida junto a un charco de sangre en el estacionamiento; estruendos espantosos al interior de la tienda; gente desesperada buscando refugio y la ceguera de un individuo que está seguro de hacer lo correcto para defender su patria.

Tras lo ocurrido surge lo mismo de siempre. La condena de los acontecimientos, el llamado a la unidad y el rechazo al odio. Sin embargo, ni una sola palabra que atienda el fondo del problema. En los EEUU circulan alrededor de 300 millones de armas y los controles son excesivamente laxos. Casi cualquier persona puede comprar un rifle de asalto y convertirse en el nuevo perpetrador de una masacre en todo el territorio de la Unión Americana. Ahora bien, el discurso de odio promovido por el inquilino de la Casa Blanca tiene también su grado de responsabilidad y alienta indirectamente a que este tipo de acciones sean cometidas por quienes simpatizan con la teoría de la supremacía y ven en la migración una invasión, un despojo de su territorio. Donald Trump ha legitimado estas expresiones que durante décadas se mantuvieron apaciguadas y hoy encuentran eco en la presidencia misma.

Tan sólo unas horas después otros tiroteos, ahora en Dayton y en Chicago. De nueva cuenta la condena y ojalá me equivoque, el olvido; hasta que una nueva masacre ponga el tema de las armas en el centro del debate.

Twitter: @gomez_cortina

// 

09/08/2019 13:21:16

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES