Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 878

TRINCHERA CIUDADANA.



CRÓNICA DE UN DESASTRE ANUNCIADO

Desde que el presidente López Obrador comenzó a concebir la idea de la creación de una Guardia Nacional integrada por soldados, marinos y policías federales, varios expertos en el tema de seguridad como Javier Oliva, Alejandro Hope y Eduardo Guerrero, señalaron las complejidades logísticas, laborales y administrativas que acarrearía la creación de un cuerpo con integrantes de varias corporaciones de seguridad.

Se decía que era más deseable fortalecer a la policía federal, aprovechar a sus miles de elementos que cuentan con experiencia operativa y cibernética, así como las instalaciones y la tecnología que desde hace años se ha venido construyendo.

Había que limpiar de corrupción a la corporación, pero no deshacerla. El presidente no debía maltratar con la simpleza que acostumbra a una institución que a pesar de sus vicios y defectos, era necesario preservar y mejorar. Pero como es su costumbre, Obrador generalizó diciendo que esa policía estaba echada a perder. No había absolutamente nada que rescatar.

Desde hace días, los elementos policiacos se han manifestado alegando violaciones a sus derechos laborales. Argumentan que de pasar a la Guardia Nacional, perderían su antigüedad, algunos recibirían menor salario y dejarían de percibir bonos por riesgo. El presidente, en lugar de conciliar, descalificó las protestas diciendo que había “mano negra” y que los reclamos no tenían razón de ser.

Lo que evidencia toda esta crisis es de nueva cuenta, la falta de planeación del gobierno federal, en específico del Secretario de Seguridad Alfonso Durazo, quien no estudió e implementó la transición de manera adecuada. Tuvo meses para detallar el tema laboral y logístico, pero al parecer, como ya es costumbre en este gobierno, todo se hizo al vapor.

Es preocupante que el proyecto estrella del presidente en materia de seguridad, haya nacido cojo. A los problemas que aún están por venir (amparos, liquidaciones, resistencias), agréguele usted que una buena parte de los activos se encuentran en las fronteras sur y norte, haciéndole el trabajo sucio al patrón Donald Trump.

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES