Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 1136
TRINCHERA CIUDADANA


EL PRI VOLVERÁ A PERDER EN GUANAJUATO

Eran varios los personajes que desde hace por lo menos año y medio habían levantado la mano al interior del PRI para ser los candidatos al gobierno del estado en los próximos comicios electorales. Sin embargo, son 2 los hombres que parecían iniciar con ventaja: los senadores Gerardo Sánchez García y Miguel Ángel Chico Herrera. El primero de ellos cuenta con una amplia experiencia al haber sido ya alcalde de Salvatierra, diputado federal, dirigente nacional de la CNC y ahora senador. Sánchez García jamás ocultó sus intenciones y ha trabajado arduamente para construir una poderosa estructura que lo respaldara en el momento decisivo. Chico Herrera inició con el pie izquierdo sus escaramuzas en la política pues perdió consecutivamente la contienda para diputado federal (2000), para presidente municipal (2003) y para gobernador (2006) y tuvo que refugiarse en el ínterin como dirigente municipal y luego estatal del ex partidazo. Fue hasta el año 2009 cuando la suerte le sonrió y aterrizó como diputado local por la vía plurinominal y 3 años después arribó a la Cámara Alta. Parecía que entre estos políticos saldría el candidato a gobernador, pero la aparición de José Luis Romero Hicks, presidente de la Fundación Colosio en Guanajuato cambió el panorama.

Romero Hicks cuenta con una imagen impecable que desarrolló en el sector financiero tanto del gobierno estatal como del federal, organizó foros a lo largo y ancho de nuestra entidad federativa en donde señaló muy puntualmente las carencias y problemáticas que vive Guanajuato, además de contar con un diagnóstico claro sobre lo que se necesita para resolver la situación actual, sobre todo en materia de seguridad. Con el paso del tiempo, la figura de Romero Hicks se fortaleció y la nominación de José Antonio Meade como candidato presidencial hace pensar que la candidatura cada vez está mas cerca de Romero.  

Somos varios los que pensamos que sería el mejor candidato, el más competitivo y con mayor credibilidad, pero todas sus virtudes sirven de poco cuando se tiene un partido dividido que ha tenido un papel testimonial prácticamente en todas las elecciones desde que es oposición en Guanajuato. Sabemos ya que el partido Verde irá solo con Felipe Arturo Camarena García y Nueva Alianza hará lo propio con Luis Manuel Hernández León; eso sin tomar en cuenta que el grupo de Gerardo Sánchez parece que no aceptaría de buena gana una candidatura ajena a la de su líder, entonces ¿qué interés puede tener José Luis Romero en encabezar una causa perdida desde el principio? Con esta división queda claro que para el CEN tricolor sigue sin importarles Guanajuato y están resignados a la derrota sin siquiera tratar de meter las manos. La única posibilidad que se me ocurre es que Romero sea el candidato para tratar de acarrear la mayor cantidad de votos posibles para Meade y si hipotéticamente Meade gana la presidencia, quizá Romero llegue al gobierno federal. Pero el camino de Meade se antoja complejo.

Ojalá Romero Hicks sea incluido como diputado o senador plurinominal, pues sería doloroso que un hombre con su capacidad quede fuera de la vida política activa.

Guanajuato será de nuevo para el PAN que ganará sin despeinarse. Analizaremos el tema posteriormente.


Twitter: @gomez_cortina

hgomezdelacortina@hotmail.com














Viernes 12 de enero 2018


Anterior

1

2

3

4

5

6

7

8

NOTICIAS RECIENTES