Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 365

TRINCHERA CIUDADANA.


UN HOMBRE DECENTE PARA EL PRI

Para Rafa Soldara,

con mi abrazo solidario.

El Partido Revolucionario Institucional sufrió su derrota más escandalosa en las pasadas elecciones de julio del 2018. No sólo terminó en el tercer lugar, sino que también obtuvo su votación más baja y quedó prácticamente en los huesos, tratando de ser una oposición seria ante la avalancha de MORENA.

El PRI pagó caro sus acciones. Solicitó al electorado su voto de confianza para regresar al poder y lo logró en el 2012. Escudados en el lema de la eficacia y criticando con razón los dos decepcionantes sexenios panistas, el PRI apeló a su ADN, a su colmillo y a su vasta experiencia para regresar a Los Pinos, habiendo aprendido de los errores que lo echaron del poder. Pero todo quedó en la retórica, el PRI regresó con sus peores vicios y engendró una nueva clase política igual o más rapaz que en el pasado. Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto conocimos los casos de gobernadores voraces como Roberto Borge, Javier y César Duarte. Nos dimos cuenta que la clase política gobernante no sólo no había aprendido, sino que regresó para recuperar lo que había perdido durante doce años. Estafas y desvíos en secretarías, opulentas mansiones facilitadas por un contratista cercano al gobierno y una actitud indolente ante la enorme corrupción que frenaba el desarrollo.

El gobierno de Peña Nieto nunca quiso combatir en serio la corrupción porque formó parte de ella. La gente se cansó y decidió entregarle su confianza a quien siempre presumió su austeridad y su honestidad. Hoy el PRI parece en vías de extinción y no articula un discurso congruente con su actual papel de oposición y se avecinan rotundos fracasos en las urnas por lo menos este año y el 2020.

Urge la renovación de la dirigencia, y el partido, ante su hora más oscura, deberá elegir a su nuevo líder. Creo con sinceridad que no hay mejor carta que la del doctor José Narro Robles. El partido necesita, de entrada, a un hombre decente y limpio. Narro es un académico respetado y un priista desde el año 1973. Ha cumplido con sus encomiendas cuando fue servidor público y ahora se apresta para buscar la dirigencia nacional del tricolor.

Quizá al PRI ya nada pueda salvarlo, quizá su suerte esté echada, pero si pretende una verdadera renovación, necesita a un hombre decente al frente para intentar enderezar el barco y enfrentar las tormentas por venir. Narro es el indicado.

//

Twitter: @gomez_cortina

//

hgomezdelacortina@hotmail.com

// 


08/03/2019 08:46:37

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES