Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 684

TRINCHERA CIUDADANA


VIVIR EN LA BURBUJA


Mientras Guanajuato atraviesa la peor crisis de inseguridad de su historia, con ciudades que se han convertido en un verdadero infierno para vivir y con la intranquilidad latente de sus ciudadanos, tristemente no se avizora un panorama mejor para los próximos años. La incomprensible ratificación del ahora fiscal Zamarripa y del secretario de Seguridad Alvar Cabeza de Vaca contradice el nombre del operativo “Golpe de timón” porque la estructura tiene los mismos cimientos del fracaso en la materia que viene padeciendo nuestro entidad y los números del horror no hacen mas que incrementarse mes con mes.

Les voy a platicar algo que viví en junio del 2014. Algunos colaboradores del periódico El Sol del Bajío, nos reunimos a comer con el entonces gobernador Miguel Márquez. Hubo varios comentarios en relación a la creciente inseguridad que padecía nuestra ciudad y el mandatario se mostró empático con lo que los presentes le expresaban. Habló de coordinación entre municipio y estado, capacitación de la policía, etcétera. Pero hubo algo que recuerdo con claridad. Márquez dijo que había asistido a un foro en la Ciudad de México convocado por la Asociación Mexicanos Primero. Al término del encuentro, el historiador y analista político Héctor Aguilar Camín se habría acercado al gobernador para preguntarle cómo era posible que estando Guanajuato rodeado por entidades conflictivas, se mantuviera exento de problemas de inseguridad. El gobernador le habría presumido la inversión millonaria del Programa Escudo como eje central del blindaje guanajuatense. Poco más de cuatro años después, ¿qué pensará Aguilar Camín ahora que nuestro estado se ha convertido en uno de los más violentos de la república?

En Celaya los estudiantes del Instituto Tecnológico han organizado marchas para exigir seguridad pues se han vuelto el objetivo favorito de la delincuencia que abunda por la zona. Es deporte de alto riesgo transitar entre los dos campus y la situación no cambia. Para colmo, no los recibe la alcaldesa sino sus personeros.

Y mientras el horror continúa, las autoridades parecen vivir en una burbuja. “Celaya está tranquila” dice la presidente. La mayoría de los celayenses no pensamos lo mismo, incluso tampoco lo han de pensar algunos miembros de la administración que han sido víctimas de la delincuencia.

Salamanca es un caso dramático. Sin policía y abandonada por las politiquerías del gobierno estatal, la ciudad parece navegar en un mar infestado de piratas. 

Las autoridades se escudan poniéndole pretextos al tema. Le echan la culpa a la federación, a la degradación del tejido social y a veces a la falta de denuncia. Y nos quieren pintar la cara amable del estado presumiendo inversiones. Vuelvo a insistir que de poco sirve si el estado es incapaz de garantizar seguridad.

// 


Twitter: @gomez_cortina

// 

19/04/2019 09:04:32

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES