Logo Ágora

COLUMNISTAS

Rayo Esmeralda Patiño

Celaya Internacional

@RayoEsmeralda
Visitas: 477
Celaya Internacional.


LECCIÓN NO APRENDIDA  


Este 1o de Septiembre se cumplieron 80 años del ataque alemán a Polonia, parece una fecha tan lejana y sin embargo la herida sigue doliendo, ese verano de 1939 iniciaba oficialmente la Segunda Guerra Mundial.

Casi 5 de la mañana ese 1 de Septiembre, muchos aún dormidos ahí perdieron la vida, hace tanto tiempo que ahora solo vemos documentales y narraciones de lo sucedido, el olor a pólvora, el fuego abrazador, el llanto, los gritos y la muerte han quedado sepultadas bajo un número; poco más de 2000 víctimas en el primer bombardeo, así con estadísticas repasamos la historia pero para quienes ahí estuvieron, para los descendientes de quienes lucharon, las heridas siguen sangrando, el Presiente alemán Frank-Walter Steinmeier por primera vez, pide perdón, lo ha hecho con unas palabras que no solo siguen buscando la absolución sino también buscan limpiar la vergüenza que para la mayoría de estos alemanes representa haber provocado más de 80 millones de muertes durante los 6 años del conflicto, “Inclino mi cabeza con pena ante el dolor de las víctimas, pido perdón por la culpa histórica de Alemania y reconozco nuestra constante responsabilidad”, palabras que hoy más que nunca hacen eco para no repetir la historia.

A las nuevas generaciones les haría bastante bien leer acerca del tema, de diferentes fuentes, ver videos y entrevistas, porque a pesar de tan necesaria ceremonia del recuerdo y del perdón, éste fin de semana en el este alemán la extrema derecha arrasaba en las elecciones pero, por fortuna aún hay quienes piensan que las ideas supremacistas y antieuropeistas no tienen razón de ser,  y han decidió frenar su avance y rechazar cualquier tipo de negociación con la extrema derecha, con la que honestamente se tendrían que sentar sino, no lograrán formar gobierno. La causa del avance de la ultra derecha en Sajonia y Brandeburgo no es nada realmente tangible, el PIB es bajo en la zona porque el nivel de vida también es más barato que en el resto del país, el desempleo apenas llega al 6% así que no es cuestión tangible, lo que sucede es que aún no terminan de asimilar la integración que comenzó en 1989 y persiste según ellos la sensación de ser ciudadanos de segunda, así que buscan expulsar a Ángela Merkel del cargo de Canciller y terminar con su política de puertas abiertas a la migración y su lucha por el cambio climático.

Bueno, regresando a mi tema central, a pesar de tanto tiempo solo se observa que es la parte culpable quien se arrepiente de los horrores provocados, esa fatídica mañana de septiembre muchos niños tanto en Alemania como en Polonia abruptamente dejaron la niñez y se convirtieron en adultos formando parte de algún bando o bien, cuidándose a sí mismos, para ellos la vida jamás volvería a ser igual, habían salido a matar a alguien que jamás habían visto en su vida, eso, los marcaría para siempre.

Al rededor del mundo existen muchos museos que nos recuerdan esas atrocidades sufridas por gitanos, personas “no aptas” dentro del rango de perfección del Reich, homosexuales y sobretodo judíos, los más vapuleados dentro de la guerra, entonces, ¿por qué ellos no han transmitido la lección? ¿Por qué siguen haciendo con el prójimo lo que a ellos les hicieron? Israel, aquel país creado para dar cobijo a los judíos desplazados por esa Segunda Guerra Mundial, no ha dejado de asediar y provocar el desplazamiento de árabes en lo que fue Palestina, análisis van y vienen, declaraciones y reportes de observadores humanitarios internacionales, y nada, no sucede nada.

Tal como engañó a su pueblo el gobierno de Hitler para atacar Polonia, así ha engañado el Gobierno de Netanyaju a quien lo quiere escuchar para justificar sus ataques a la franja de Gaza, a Cisjordania y a Líbano, los aliados preferentes de Palestina, uno de los últimos actos que más reproches ha ocasionado fue la retención del cuerpo de un niño palestino  de 14 años, quien fue ejecutado junto con su amigo de 15 años, y todo por haber “atentado” contra el ejército israelí por haber lanzado piedras a una tanqueta, el cuerpo del pequeño ha sido retenido para ser usado como “moneda de intercambio” por un prisionero judío en manos del Hezbola.

Cada año, se conmemora la atrocidad causada por la última gran Guerra, con ello no solo se pretende recordar a quienes perdieron la vida en el conflicto, a quienes fueron perseguidos por el odio de unos cuantos, también se pretende hacer consciencia sobre los horrores de las guerras, pero, de aquel entonces, de esa Segunda Guerra Mundial, el pueblo judío de Israel poco o nada ha aprendido, la lección ya no les llego a estas generaciones, tal parece que la premisa de “amarás a tu prójimo” no la conocen, de historia, ellos no han aprendido.

Por: Rayo Esmeralda Patiño

@RayoEsmeralda

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES