Logo Ágora

COLUMNISTAS

Rayo Esmeralda Patiño

Celaya Internacional

@RayoEsmeralda
Visitas: 672
Celaya Internacional.


LAS MADRES DE TIANAMEN, OBLIGADAS AL SILENCIO Y CONDENADAS AL OLVIDO

“Representar a la Nación para desmembrar la Constitución, representar la Constitución para matar la justicia, representar a los ciudadanos para bombardear la ciudad…” Liao Yiwu (fragmento del poema “Masacre”)

Ha pasado mucho tiempo, éste 4 junio, se cumplieron 29 años ya, desde que un grupo de jóvenes a los que se les unieron varios profesionistas y trabajadores para marchar, quienes dentro de la estela de luz que dejaban los cambios y reformas emitidos por el último líder del partido Comunista Ruso, Mijail Gorvachov; el Glasnot y la Perestroika anunciaban cambios en el firmamento y la República Popular de China, al menos los estudiantes universitarios, se sentían esperanzados a que esa serie de cambios llegarían a salpicar la razón del gobierno de Den Xiaoping.

Por supuesto! Era junio de 1989, y desde siete semanas antes, un grupo de estudiantes y maestros se habían reunido en la paradójicamente llamada Plaza de la Paz en Beijing, exigían la democratización del sistema comunista, pedían libertad de expresión, las protestas mas fuertes se llevaron a cabo entre el 3 y el 4 de Junio de 1989, ¿cómo olvidar al valiente hombre que se paró frente al acorazado de hierro que encabezaba la fila de tanques que comenzaban a sitiar la Plaza? Sin dar tiempo a nada, comenzaron los disparos.

Hoy, a 29 años, algunos documentos se han desclasificado, cartas enviadas al Gobierno Británico, cartas que por cuestión de seguridad estuvieron selladas, y que gracias a un informante dentro del Gobierno chino de aquel entonces, en ellas se relata parte de la verdad, que fueron más de 10 mil jóvenes asesinados aunque el Gobierno dice que solamente fueron 200.

A raíz de esta situación tan lamentable de la historia no solo China sino mundial reciente, la madre de uno de esos jóvenes asesinados, Liu Xia junto a su esposo Liu Xiabo, lograron en noviembre de ese fatídico 1989, reunirse con otras madres y familiares de algunos jóvenes desaparecidos y fundaron el grupo llamado “Las Madres de Tiananmen”, que no solamente ha reunido a madres, sino a diversos familiares de los jóvenes asesinados por el Ejército de Liberación Popular.

Para el gobierno chino el tema es tabú, y como cada 4 de junio, recibe una misiva del gobierno de la Casa Blanca, de algunos países europeos y ONG´s entre ellas, Human Right Watch, quienes piden reconozca el crimen que cometió, porque la herida sigue sangrando, no sana y tardará mucho o quizá no.

En 2006, Las Madres de Tiananmen, lograron hacer llegar al gobierno una lista de peticiones, a pesar de ser acosadas por el gobierno, de vivir varios de sus miembros en arresto domiciliario tan solo por intentar hacer un homenaje póstumo a sus muertos, el documento señala lo más lógico que una madre puede pedir; poder llorar en público a sus hijos, que el gobierno erija un monumento con el nombre de todos aquellos que perdieron la vida en el ataque, tanto estudiantes, como maestros y trabajadores, pero también, que se incluya el nombre de algunos capitanes del Ejército Chino quienes desobedecieron las ordenes y las cuestionaron, siendo acribillados por su propio regimiento, a esto el gobierno solamente guarda silencio.

Vera querido lector, la represión es tanta que solamente en dos lugares se hace una ceremonia recordando a las miles de víctimas de la cerrazón y la dictadura, sí, porque al erradicar cualquier beneficio de derechos humanos el sistema se convierte en dictadura, pero le contaba, los dos lugares son Estados Unidos y Hong Kong, sin embargo en este último, cada año se hace más difícil hacer un homenaje y recordar “el suceso” de Tiananmen, el gobierno chino ha hecho muy bien su trabajo y no solo guarda silencio sino que ha ocultado la información, los jóvenes de éste siglo XXI, no saben que sucedió, muchos creen que fue un accidente de minas, otros que habían sido contrarevolucionarios queriendo derrocar al gobierno y muchos más, ¡vaya! No han siquiera, oído mencionar el tema, los abuelos y los padres nada comentan porque en un sistema político tan cerrado, cualquiera es espía.

Muchas madres y familiares de los desaparecidos aquella madrugada del 4 de junio de 1989, han ido falleciendo, sin escuchar una disculpa, sin recibir indemnización, sin haber podido llorar públicamente a su hijo, sin haberle dado un entierro, porque esos jóvenes fueron masacrados con balas expansivas y con el peso de los tanques, jamás se pudieron rescatar todos los cuerpos.

Dicen que no hay dolor más grande que el perder a un hijo, pero que la angustia es mayor cuando el gobierno niega incluso su existencia y no permite que la Comunidad Internacional pueda apoyar o verificar la situación que se vive, la clara violación a los derechos humanos por parte del gobierno chino, su persistencia pero sobretodo su silencio, nos llevan a decir que la Masacre de Tiananmen se irá perdiendo en el olvido, y no solo en la mente de ese pueblo sino de muchos gobiernos que anteponen las relaciones económicas a la protección de los Derechos Humanos.


Por: Rayo Esmeralda Patiño // 

@RayoEsmeralda

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES