Logo Ágora

COLUMNISTAS

Rayo Esmeralda Patiño

Celaya Internacional

@RayoEsmeralda
Visitas: 985
Celaya Internacional.


UN AÑO MÁS


Han transcurrido 5113 días desde aquella fatídica mañana del Jueves 11 de Marzo de 2004, Madrid, la capital española despertaba como cada día, los ciudadanos se alistaban para ir a trabajar, a la visita del médico, al colegio o a la Universidad, al trabajo, vaya que era un día como cualquier otro, muchos iban pensando en los deberes que debían cumplir una vez llegados a su destino, pero precisamente el destino les tenía otra cosa preparada.

No estoy muy segura si dejar un suceso tan trágico al destino o bien, decir que el grupo de yihadistas  usaron precisamente al destino como herramienta para quitarle la vida a 191 personas y herir a poco más de 1800, son ya 14 años del terrible atentado en las estaciones de Atocha, El Pozo y Santa Eugenia en Madrid; niños, hombres, mujeres incluso embarazadas, personas de diferente religión y origen étnico abordaron los trenes sin imaginar que ya no bajarían de ellos.

Éste domingo pasado, en un aniversario más de tan terrible acontecimiento, el gobierno madrileño encabezado por la Presidenta Regional, Cristina Cifuentes y la Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmensa llevaron a cabo uno de los varios homenajes “In Memorian” de las víctimas del mayor ataque terrorista en España, desde lo ocurrido el Gobierno Español ha destinado a más de 3 mil efectivos para la vigilancia y combate contra el terrorismo y si bien es cierto un ataque de tal magnitud no ha vuelto a suceder, el extremismo islámico sigue presente en España, tan solo recordemos otro hecho lamentable el año pasado en Barcelona en la zona conocida como Las Ramblas.

Las heridas han ido cerrando, pero la cicatriz es profunda, fueron muchos quienes vieron como sus familias se desmoronaban a raíz del atentado, recuperarse de tan doloroso destino, para aquellos que sobrevivieron,  ha sido difícil, sin embargo y a pesar del dolor, no se ha generalizado un sentimiento xenofóbico ni antiislamísta, por el contrario, le cuento querido lector, que es España quien más musulmanes ha nacionalizado en los últimos 2 años, si comparamos su estadística con la de Alemania y Reino Unido juntos, así que de racismo no ha habido mucho.

Al dar otra mirada, tanto en tiempo como en espacio al 11-M, vemos que nuevas teorías surgen, un ejemplo es la del politólogo y catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos; Fernando Reinares que en su libro “¡Matadlos!” da un análisis y cronología de los sucesos previos que originaron el atentado, y la sed de venganza de los yihadistas contra las acciones llevadas a cabo por el Juez Baltazar Garzón en noviembre de 2001 en la llamada Operación Dátil, en la que se desmanteló una célula de Al Qaeda en España, vaya que podemos optar por esta nueva opción o quedarnos con la oficial; Al Qaeda reaccionó a la participación del Gobierno Español bajo el mando de José María Aznar al enviar efectivos militares que apoyaron las operaciones de ataque de Estados Unidos en Irak.

Sea cual fuere el origen, que si bien es cierto no debemos minimizar, en lo personal me quedo con la reacción del pueblo español en general, quien en su profundo dolor y con lágrimas por tan cobarde ataque, no pidió venganza sino justicia y dignidad a las víctimas,  el mismo pueblo que éste pasado domingo se unió para recordar no solo a quienes la vida les fue arrebatada,  o aquellos que resultaron heridos, ni para agradecerle a las fuerzas de seguridad o de salud, más bien ha sido un homenaje a todos los españoles y europeos que se solidarizaron, que aún dentro del dolor levantaron los brazos no para implorar, más bien fue para ayudar.

A ellos, a los que ya no están, a los que se quedaron y a los que ayudaron, solo queda recordarles las palabras inmortalizadas en la placa que se encuentra en la Estación Santa Eugenia “Tormentas de fuego y hachas cegaron la luz del día; tan presente vuestra ausencia; para siempre en nuestras vidas”.  

@RayoEsmeralda 


Miércoles 14 de marzo 2018.

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES