Logo Ágora

DATO CURIOSO

¿POR QUÉ HAY QUE VER "PARÁSITOS"?

 

Parásitos y su director surcoreano Bong Joon Ho hicieron historia en la ceremonia de los Oscars, a pesar de que tenía todo en contra para ganar alguna de las codiciadas estatuillas que no fuese Mejor película internacional. El propio director ha estado bromeando desde que comenzara la temporada de premios el año pasado en Cannes. A partir de ese momento el director ha recogido todo tipo de reconocimientos por parte de público y crítica. Y lo ha conseguido con una película en coreano subtitulada, con una Academia principalmente compuesta por expertos norteamericanos y enfrentándose a una favorita de temática histórica y bélica, como era 1917, de Sam Mendes. No solo se ha llevado el esperado premio a Mejor película internacional, sino que ha hecho pleno sumando las otras tres categorías principales: Mejor director, Mejor película y Mejor guión original.

 

Una historia aparentemente sencilla: un joven sin trabajo y su familia toman un especial interés en una familia adinerada y consiguen adentrarse en las vidas de esa familia tras un inesperado incidente que les une para siempre. Como premisa está muy bien, pero, ¿qué ha tenido Parásitos para convencer a ese público tan difícil?

 

Parásitos competía con una cinta como Joker, de la que se ha contado cada detalle desde que comenzó a escribirse el guión. Sin embargo, es una película extranjera, en un idioma que no es el inglés y que no está orientada a las masas. Aún así, ha logrado captar la atención del público.

 

A la Academia le gusta mucho el thriller y las historias que te dejan pegado en la butaca sin aliento (solo hay que ver la sensación que causó la independiente Get Out, de Jordan Peele, el año pasado), y Parásitos es una obra maestra del género. Pasa de la comedia más negra al horror sin que casi te des cuenta.

 

Te puedes identificar con sus protagonistas

 

Sí, son surcoreanos y no hablan nuestro idioma, pero las aventuras y desventuras que viven a lo largo de la cinta hacen que te identifiques con ellos casi sin quererlo. Una familia en lo más bajo de la sociedad, con personajes muy diferenciados, pero que actúan unidos; y a los que podrías encontrarte en cualquier esquina, da igual la ciudad.

 

Esconde una profunda crítica social

 

Sí, la temática es absurda a ratos, pero Parásitos contiene una profunda crítica social entre sus líneas. Lo que viven los Kim, la familia protagonista, lo sufren a diario en todo el mundo millones de familias que tienen que sobrevivir día a día como pueden, sin la posibilidad de pensar en un futuro que no sea el hoy. La pobreza no es una broma, y probablemente la estén viviendo personas más cercanas a ti de lo que crees.

 

El factor sorpresa, garantizado

 

Si hay algo a lo que todo director de cine aspira es a sorprender al espectador y dejarle boquiabierto. Parásitos lo ha conseguido, y casi ni te darás cuenta de que la película dura más de dos horas de no ser por los créditos finales. Es un thriller de los que te deja pegados, en los que las escenas de sorpresa y asombro están más que garantizados (se nota que está inspirado por Psicosis, de Alfred Hitchcock) y en los que el director ha jugado con dos historias entrelazadas de manera casi perfecta. ¿Lo mejor? Nada se ve forzado, lo que la hace única en su especie (el premio a Mejor guión original es merecido), creando una historia que combina terror, drama y comedia negra todo en uno, y de manera magistral, gracias a la maestría de Bong Joon Ho en el uso de luces, sombras y planos de cámara.

 

Es muy divertida

 

Sí, hemos dicho que se trata de un thriller que juega con el terror, pero también es muy divertida. Absurdamente divertida.

 

Todos sus premios

 

Conseguir premios no es garantía de nada, pero cuando las voces son unánimes en todas las ceremonias, por algo será. El hype es real, pero con razones de sobra. No solo se ha hecho con cuatro premios Oscar, sino que también ganó el Globo de Oro a la Mejor película extranjera, Un premio SAG para el elenco protagonista, premios a la excelencia de la producción, a su director Bong Joon Ho y la Palma de Oro en Cannes, entre otros. Tanta gente no puede estar equivocada: es una producción única, original y de calidad.

 

Por todo esto y mucho más no puedes dejar de verla.


INFORMACIÓN: LAVANGUARDIA

NOTICIAS RECIENTES