Logo Ágora

NOTICIAS - NACIONAL-INTERNACIONAL

Lozoya pidió "moche" de 5mdp: O Globo

Reportero: Ágora Redacción - 1048 Visitas
El exdirector de Pemex “me dijo que para posicionarme en Tula, esperaba un pago de 5 millones”, declaró Meneses Weyll, exdirector de la firma, que ganó una licitación por 115 mdp para esa refinería

El diario brasileño O Globo hizo revelaciones respecto a presuntos actos de corrupción que involucran al ex director de Pemex, Emilio Lozoya, y a Luis Alberto de Meneses Weyll, directivo de Odebrecht, actualmente en prisión. El rotativo asegura que la información que publicó proviene directamente de grabaciones y declaraciones juradas de Meneses, la pieza clave en la reconstrucción de la cadena de corrupción que tocó a muchos países del continente.

Fechada en Brasilia, la información también fue expuesta por medios mexicanos prácticamente con los mismos datos.

Según O Globo, documentos de la declaración, aún reservados pero obtenidos por el diario, muestran que se pagaron en total 10 millones de dólares en forma de propinas para acercarse a Lozoya, aun antes de que fuera nombrado a algún cargo público. Según esta misma información, los acercamientos se acrecentaron cuando Lozoya accedió a la dirección de Pemex y los megaproyectos de Tula, Hidalgo, comenzaron a hacer aparecer jugosos contratos.

“A cambio, Odebrecht ganó una licitación por 115 millones de pesos para obras en terraplenes de la refinería de Tula. Según el ex director de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses Weyll, los pagos comenzaron en marzo de 2012, cuando Lozoya era uno de los principales integrantes del comité de campaña” del PRI en 2012.

Meneses Weyll llegó en 2009 a México y, siempre según el rotativo brasileño, su misión fue desde un principio poner en práctica un método de cooptación de funcionarios públicos que había sido exitoso en otros países latinoamericanos como Perú.

En la declaración jurada, Meneses Weyll habría relatado su acercamiento a Lozoya. O Globo le atribuye a Lozoya una gran influencia en el interior del PRI y, posteriormente, de la casa de campaña del hoy presidente Peña Nieto.

“En 2011, fue Lozoya quien recomendó a Odebrecht asociarse a una empresa nacional, Construcciones Industriales Tapia, para participar en la futura licitación de construcción de una nueva refinería en Tula. Esta orientación resultaría fundamental: Juan Carlos Tapia, originario de Tula,  era conocido en el mundo político y en los tres órdenes de gobierno, lo que asociado a la experiencia de Odebrecht, permitió ganar la millonaria obra que se avecinaba”, se lee.

La acusación difundida por O Globo señala que los pagos indebidos o “propinas” iniciaron en  2012, previo a las elecciones. Meneses Weyll habría indicado que hubo un primer pago a Lozoya por 4 millones de pesos en previsión de que Loyola fuese colocado en una posición pública relevante.

Meneses Weyll habría dicho todo esto a los procuradores brasileiros, en la declaración del 16 de diciembre, y agregó “Lozoya me dijo que para ayudarme a posicionarme en Tula, esperaba un pago por cinco millones”.

Meneses confesó haber pedido abiertamente influencia a los miembros del Consejo de Administración de Pemex para lograr licitar exitosamente.


LO NIEGA POR TWITTER

Emilio Lozoya negó las imputaciones y la información sobre actos de solicitud o de recepción de sobornos por parte de la constructora Odebrecht.

En un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, el exdirector de Pemex señaló que la información publicada en la revista Proceso y Aristegui Noticias carece de prueba documental alguna y “relata una historia falsa, dolosa e inexistente” sobre los delitos de los que lo acusan.

También negó reuniones con personas que no sabe quiénes son ni ha conocido.

Lozoya solicitó que si existen denuncias en su contra por delincuentes confesos, habría que mencionar el nombre de estas personas que declaran a cambio de que les reduzcan sus condenas.

Reiteró su disposición para que este delito en Pemex sea investigado y sancionado, pero no debe ser con base “a chismes y acusaciones sin fundamento ni prueba”.

El texto, al final, señala: “Jamás he participado en actos de corrupción y estas publicaciones han mentido reiteradamente en éste y otros temas, y jamás han probado sus alegatos”.


INFORMACIÓN CRONICA


NOTICIAS RECIENTES