Sacerdote es vinculado a proceso por violación

diocesis de irapuato 8S09Kke

IRAPUATO, GTO. 04 DE JULIO 2020.- Por el delito de violación, la tarde de este sábado fue vinculado a proceso el sacerdote Rubén Herrera Luna, quien permanecerá en prisión preventiva.

El sacerdote de la parroquia de San Felipe de Jesús de la colonia La Pradera en Irapuato, es acusado de violación calificada en agravio de una mujer, a quien presuntamente abusó por primera vez cuando era menor de edad.

La audiencia de desahogo de pruebas inició a las 9 de la mañana de este sábado y concluyó a las 4 de la tarde.

La juez de la Sala de Oralidad número 2, determinó que había elementos para vincularlo a proceso.

La investigación se cerrará en tres meses, es decir, vencerá el próximo 5 de octubre.

Durante este tiempo, la defensa del ministerio católica buscará pruebas a su favor, al igual que la parte afectada, con el fin de llegar a una sentencia final.

Herrera Luna, de aproximadamente 55 años, en colaboración con la Fiscalía de Michoacán fue detenido el lunes pasado en Morelia, en donde vivía desde el mes de febrero en casa de familiares.

Según fuentes ministeriales, el sacerdote habría abusado de la víctima en el año 2011 y la segunda violación en abril del año pasado.

Además, el padre es uno de los que supuestamente estuvo involucrado en el desfalco a la diócesis de Irapuato por 18 millones de pesos en los años 2012 y 2016.

 

LA DIÓCESIS PIDE PERDÓN

El pasado 1 de julio, la Diócesis de Irapuato envió un documento en donde reconoce que el sacerdote Herrera Luna fue suspendido de sus derechos para ejercer.

“Desde que se tuvo noticia de los presuntos ilícitos, en febrero de este año, inmediatamente la Diócesis avisó del asunto a las autoridades judiciales para lo correspondiente, y a la vez actuó conforme a los protocolos eclesiásticos, separándolo del ejercicio del ministerio”.

En el comunicado se informa que se actuará con “estricta justicia y con transparencia”, garantizando la defensa legal a la que tienen derecho las partes implicadas.

“Asumimos con pena y dolor este hecho, y de antemano pedimos perdón a quienes se puedan sentir ofendidos por este caso y manifestamos nuestra disponibilidad de asumir con responsabilidad los hechos que nos correspondan. Dejamos en claro que la Diócesis de Irapuato nunca ha encubierto ni encubrirá actos que dañen, de cualquier modo, a otras personas”.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 174K suscriptores