Predicciones

DANIEL 1

Con la entrada del 2024 estamos a nada de llegar al primer cuarto del siglo 21: tan lejos y tan cerca cuando presenciamos el comienzo de una centuria y milenio con la gran cantidad de predicciones por cumplirse. Con gracia, los vaticinios de Los Súpersónicos y Los Simpsons se han concretado, pero no los del Tío Gamboín, quien decía en el 2000 viajaríamos en autos voladores; hoy apenas prototipos y no se vale que don Ramiro Gamboa nos haya ilusionado a varias generaciones.

Aunque tampoco podría culpar al intérprete de Las Mañanitas en el Canal 5 por jugarle al vidente, porque en algún momento y sobre todo a principios de año hacemos pronósticos acompañados de buenos deseos: entrarle al ejercicio para bajar panza y colesterol, ahorrar para ese viaje tan deseado o ser mejor (inserte aquí el rol) para la familia, entre acuerdos muchas veces no concretados.

Hacerle al predicador no es nada nuevo. Desconozco quienes fueron los primeros, pero es seguro entre la población de las cavernas y luego entre los nómadas, había un vidente que les decía a sus cohabitantes sobre cuevas más placenteras o el camino no era a la derecha sino a la izquierda para encontrar mejores tierras donde asentarse, con el riesgo que si se equivocaba recibiría rocazos y recordatorios maternos.

Los vaticinadores van a la par con la historia de la humanidad, asociados en un principio para los vínculos considerados divinos con la población, como se constata en los oráculos griegos que buscaban respuestas a preguntas sobre el futuro. Posteriormente, la mayor parte de las religiones transmitirán los mensajes sagrados a través de los profetas, intermediarios de cuya vida y obra se lee en los textos judíos, cristianos e islámicos, por mencionar algunos.

Los horóscopos también fueron la herramienta astrológica en las culturas antiguas para predecir los grandes eventos que involucrarían a la población: guerras, cambios de mando, entre otros temas, pero no con fines personales, eso ya vendría con el esoterismo en el siglo XVII y la alteración en la actualidad para saber si por la posición de las estrellas, los Piscis encontrarán el amor de su vida la siguiente semana o los Sagitario recuperaran la confianza para nuevos retos.

Por nuestros rumbos no se pronosticaban mal las rancheras o al menos se interpretaron como profecías a testimonios mayas ante una inminente destrucción mundial en diciembre de 2012. Jesús Galindo Trejo, miembro del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, menciona que los escritos provocadores de estos rumores son del siglo XVI, de influencia prehispánica y española que relatan profecías relacionadas con la guerra y el hambre, pero sin especificar un año en concreto. https://ciencia.unam.mx/leer/43/Una_historia_mal_contada_Profecias_mayas_y_el_fin_del_mundo_para_el_2012#:~:text=En%20el%20per%C3%ADodo%20de%2052,variante%20muy%20exacta%20del%20calendario Digamos fue un caso más de asumirles virtudes desmesuradas a los pobladores de las grandes culturas mesoamericanas.

Si de profecías tratamos, no podemos omitir las del francés Michel Nostradamus, cuyos augurios después de siglos continúan siendo tema en History Channel y similares. Astrologo de vocación y médico de profesión, a don Miguel en sus ratos libres se le daba hacer predicciones a manera de poemarios relacionados con catástrofes para su país y otras naciones europeas, escritos compilados en un libro que salió a la venta a mediados del siglo XVI.

El éxito de la publicación requirió de nuevos poemarios relevadores y más ante la chiripa de relatar la futura muerte del rey Enrique II, ocurrida en 1552. El autor mencionó que sus escritos tenían “aires oscuros y enigmáticos”, aunque al parecer era mejor mercadólogo que profeta al no precisar fechas, utilizar latinismos y omitir errores de imprenta para así el lector descifrara los pronósticos que iban sucediendo por lógica ante el caos de la Europa de ese momento.

Nostradamus logró ser médico y consejero de la realeza, situación similar con el siberiano Grigori Yefimovich Rasputín. Campesino, pendenciero y alcohólico sin mucho futuro, tuvo la “iluminación” de asumir el liderazgo religioso de su comunidad, ganar adeptos y que en ceremonias les sanara enfermedades a sus fieles seguidores.

svg%3E

Después se relacionó con la aristocracia rusa, misma que lo llevó ante la familia de los zares Alejandra y Nicolás, primogénitos de cuatro hijas y un varón heredero del trono, pero con hemofilia que el iluminado sanó, ganándose el cobijo de la realeza al confiar en sus “instintos proporcionados por Dios”. Con poder e influencia, el asumido profeta fue motivo de rencillas dentro de la monarquía, motivo para que lo asesinaran después de varios intentos fallidos.

De los vaticinadores recientes está Jeane Dixon, nacida en 1904 en los Estados Unidos. De familia adinerada y con una educación estricta religiosa, la después conocida Vidente del Capitolio descubrió que lo suyo no solo sería contar el billete de su herencia y de su esposo millonario, sino pronosticar acontecimientos, “una virtud venida de Dios”, como ella decía; una fama en ascenso al predecir el asesinato de John F. Kennedy.

Jeane se relacionó con políticos estadounidenses, incluidos mandatarios que la designaron dentro de su cuerpo de asesores por los supuestos aciertos proféticos: las muertes de Gandhi, de Marilyn Monroe, el Watergate o las que casi atinó: la muerte de John Lennon, en 1981 y la de la princesa Diana, en 1997, mismo año del fallecimiento de Jeane.

Hacerle al vidente es remunerable, deja fama y billete por la curiosidad de conocer el futuro e incluso hay quienes basan sus actos de acuerdo a las predicciones. Sin duda, hay fenómenos naturales que conllevan alteraciones, solo es observar las fases de la luna con las consecuencias en la naturaleza. Sabemos también de gente con sentido extrasensorial para visualizar acontecimientos -más apegado a sus estudios y análisis-, pero de eso a creerle al Chaman Felipe y sus secuaces que salen a las 12 de la noche en la televisión aprovechando la desesperación de personas enfermas y pronosticar que ya no engañarán al marido afligido, es imponderable.

svg%3E

Espero sus predicciones y sus buenos deseos se cumplan para cada uno de ustedes. Serán decisiones propias recurrir a Mhoni Vidente, con la cautela de no pedir que los autos vuelen y menos que se acabe el mundo vía predicciones mayas.

Sus sugerencias y comentarios son bienvenidos al correo:

[email protected]

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 174K suscriptores