Logo Ágora

COLUMNISTAS

Daniel Hernández Hernández

Además de historia y cine...

@@
Visitas: 4850

ADEMÁS DE HISTORIA Y CINE... 



¡Viva Villa! Guanajuato y el legado del Centauro del norte (I).


En estos primeros días de abril, se conmemora el 104 aniversario de las batallas de Celaya. Batallas del Bajío también llamadas, ya que se propagaron hasta Aguascalientes, pasando por varios territorios del estado de Guanajuato.

Tema que ha ocupado extensos estudios y reflexiones, debido entre varios factores por el triunfo del ejército Constitucionalista, encabezado por el sonorense Álvaro Obregón, derrotando a Francisco Villa o Pancho Villa o Doroteo Arango o José Doroteo Arango Arámbula o el Centauro del norte, (elija el lector nombrarlo como prefiera) al frente del Convencionalista. 

Esta victoria consolidó a Venustiano Carranza como presidente de México, aunque a un costo alto de muertes de los dos bandos, en número de 6,000 como cálculo y el doble de heridos, incluido Obregón y su mutilado brazo, (extremidad que por cierto duró 74 años en formol para después ser incinerada) al estallarle una granada en Santa Ana del Conde, cerca de la ciudad de León.

Por sus seguidores políticos y por consiguiente amistades, Álvaro Obregón gozó de mucha popularidad en tierras celayenses. Un lugar estratégico a sus intereses y por ello fueron varias sus estancias en la ciudad, optando por el céntrico hotel Gómez como lugar de descanso y centro de operaciones, como ocurrió en las batallas mencionadas y posteriormente  para combatir a Adolfo de la Huerta y su rebelión de 1924. Pero también es pertinente mencionar que Francisco Villa  fue una figura de fuerte arraigo en territorios guanajuatenses.

Derrotadas sus  tropas y en retirada, muchos de sus seguidores desertaron, ya fuera por la conveniencia de encontrar el subsidio con los ganadores carrancistas, otros por hacer del hurto una forma de vida escudándose como villistas o bien, asentarse en territorios guanajuatenses y continuar su rechazo a los regímenes de Carranza, después de  Obregón y Calles. Rechazo al que se sumaron varios hacendados y católicos, al confiscarles estos gobiernos bienes y tierras, además de escuelas financiadas por el clero, entre varios motivos.

Esto se documentó en procesos judiciales en contra de personajes que fueron  acusados por el delito de rebelión es decir, ser villistas. Para muestras, algunos casos. 

La simpatía que generaba en no poca gente la figura de Villa se reflejada en las constantes “Vivas” a su persona y lo cual era motivo de ser procesado penalmente. Arnulfo Gasca, joven de 22 años, fue acusado de “Ultrajes al Presidente de la República”,  ya que en agosto de 1917, en el Mineral de la Luz con gritos de “¡Viva Villa, muera el Presidente de la República!” fue arrestado para ver si tenía vínculo con algún movimiento en contra del gobierno, siendo liberado un mes después.

A los villistas se les adjudicaban también actos contra los bienes de la nación. Por citar dos ejemplos, en enero de 1916 un grupo armado al grito de “Viva Villa”, según testigos, entró a la estación del ferrocarril en Empalme González, hoy  Empalme Escobedo, robando dinero a los pasajeros y matando los villistas a cuatro personas con arma de fuego e hiriendo  a dos más.

En Andocutín, comunidad del municipio de Acámbaro, en febrero de 1918 cuatro individuos armados rociaron petróleo a la estación de ferrocarril y le prendieron fuego al ver que no llegaba el tren. Estos personajes venían con otros “300 hombres, todos al mando de un Altamirano”. 

Quizás por rencillas políticas, el Presidente Municipal de Uriangato, Mardomiano Martínez acusó en julio de 1917 al zapatero  Julián Alvarado  de querer organizar  un complot  “en contra del gobierno junto con otros villistas, indígenas y gente vulgar”, un complot en el que también se encontraba  el ex Presidente Municipal de este lugar, J. Jesús Celedón.

Como vimos, estas acusaciones fueron en distintos municipios de la entidad, no se enfocaron en una zona. Algunos simpatizantes, otros con el estandarte villista, pero todos relacionados como una figura adversa y en deterioro a la población y al gobierno. En nuestra siguiente columna veremos de algunos líderes, hacendados y gente del clero de Guanajuato relacionados con el Centauro del norte.


Sus comentarios y sugerencias son bienvenidos.

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Héctor Gómez de la Cortina

ESCÁNDALO INSOPORTABLE

NOTICIAS RECIENTES