Logo Ágora

COLUMNISTAS

Daniel Hernández Hernández

Además de historia y cine...

@@
Visitas: 3434


Música original de la película…


En algún momento de nuestra formación académica, sobretodo la básica, se nos hizo hincapié en conocer las manifestaciones artísticas que desarrolla y expresa el ser humano, es decir la escultura, literatura, arquitectura, pintura, danza, la música, las que a partir del siglo dieciocho se les adjudicó el término de bellas artes.

De muchas maneras en la parte didáctica infantil a su servidor y a Usted amable lector, nos fomentaban aprenderlas ya sea escribiendo unas líneas a manera de cuento, pintar sobre algún lienzo aunque implicara manchar el mantel de la mesa, bailar casi siempre por obligación y escogidos por dedazo para los “bailes regionales” o llevar la flauta escolar Yamaha para aprender alguna melodía, entre varias actividades.

No son pocos quienes han agregado a este selecto grupo creativo al cine y por ello el mote que recibe de séptimo arte. En la actualidad hay artistas y críticos reacios a esta denominación por el hecho que dicen es una manifestación nueva y que no corresponde a creaciones clásicas. Quizás solo les falta  argumentar a quienes se oponen, que para los trabajos escolares los infantes de preescolar o primaria no puedan realizar su mini versión fílmica de Taxi Driver o 127 hours.

Las artes cuando se complementan, nos deleitan sentidos en eso que llamamos obras maestras. El cine puede lograr que todas se relacionen para dar por resultado trabajos de gran valor, pero sin duda destaca su relación con la literatura – el teatro se considera dentro de ella- con su actores y guiones y la interacción con la música.

Esta última destaca desde las primeras proyecciones al público a finales del siglo diecinueve, ya que al ser silentes las películas durante tres décadas, los cinemas tenían un espacio para algún músico que tocaba por lo regular el piano o pianola e interpretaban piezas que acompañaran las acciones en la pantalla, lo que provocaba que el espectador se involucrara más en la historia mostrada.

Cuando el cine comenzó a hablar con The jazz Singer  (1927) primera película sonora, propició que se hiciera música expresamente para el transcurso de la cinta. Conocida como score o en buen español música incidental, la música no dejó su protagonismo y fue sobrellevando escenas tensas o bien aligerándolas y que en varias ocasiones sin ser el tema principal de una película, fueron quedando en la memoria colectiva. Solo basta recordar los violines que producen angustia en trabajos como Psicosis (1960) con acordes similares en las películas de suspenso o las apariciones de Darth Vader con su Imperial march, por citar algunos ejemplos.

Por lo general los scores son obras completas, composiciones orquestales hechas expresamente para las películas y hasta los años cincuenta se comercializaban en discos elepés. Con la revolución cultural en los sesenta, la cual incluía al rock and roll y su consumo masivo, los directores quisieron incorporar en sus trabajos algunas piezas musicales ya existentes y otras hechas especialmente por encargo, lo que provocó que se realizaran temas principales que se escucharan al inicio o bien a lo largo de la cinta, canciones que se vendían como sencillos. El pop abrió la puerta del cine y llegó para quedarse.

Debido al éxito comercial, la música de las películas comenzó a venderse como un solo producto, los soundtracks que integraban en ocasiones diálogos o efectos sonoros. Los temas principales eran repetitivos y en diferentes versiones a lo largo de la cinta por lo que los directores buscaron a sus aliados musicales y de ello dieron cuenta obras visuales y auditivas inolvidables.

Así, se lograron uniones como la del director Blake Edwards y la música de Henry Mancini en Breakfast at Tiffany´s (1961) con la canción Moon river que escuchamos en varias versiones. De esta dupla surgió la saga The Pink Panther  y su archiconocido tema, con tintes jazzísticos. También de este género musical se gestó el Tema  James Bond de John Barry, composición que desde 1962 ha acompañado a las cintas del 007,  además de sus respectivos temas principales que han interpretado Paul McCartney,  Adele y Billie Eilish por citar algunos.

Inconcebible sería The good, the bad and the ugly (1966) de Sergio Leone sin la música de Ennio Morricone y de este último el galardonado trabajo para la película The mision (1986). O ¿Sería la misma angustia del espectador ver Haws (1975) sin el repetitivo tema instrumental y la música compuesta por John Williams? Película que por cierto da inicio a los llamados Blockbusters o películas taquilleras en verano.

Pareciera que fue  en  el cretácico tardío, pero cuando la música se comercializaba en elepés, casetes y posteriormente en CDS, los éxitos taquilleros también se medían por la compra de estos productos alusivos como Back to the future (1985), Top Gun (1986), o Pulp Fiction (1994), esta con un perfecto ejemplo de música original de la película, al incluir música incidental, diálogos y efectos de sonido, temas ya conocidos y otros hechos expresamente para la película.

Músicos y grupos pop han contribuido con discos hechos propiamente para películas como  Simon and Ganfurkel con The graduate (1968), el grupo de rock progresivo Goblin con la película Suspiria (1977), Peter Gabriel y The last temptation of Christ (1988), Trent Reznor con The Social red (2011) o Daft Punk con Tron Legacy (2010).

Hay películas sin un ápice musical, como Cast away (2000) o No country for old men (2007) que logran mantenernos expectantes, pero sin duda la colaboración de la música con el cine y viceversa han logrado que escenas y temas nos marquen de muchas maneras nuestras existencias y es probable que Usted apreciable lector, haya recordado o tenga trabajos de su preferencia.

Mención aparte las películas de Disney y los llamados musicales, los cuales será menester desarrollar en otra ocasión, así como las del cine mexicano, que literalmente no cantan mal las rancheras, boleros y otros géneros.

Séptimo arte o no, a quienes nos gusta el cine sigámoslo disfrutando y la invitación para sensibilizar oídos con la música original de la película y si, de principio a fin, aunque esto implique ver los créditos finales.

Sus comentarios y sugerencias son bienvenidas al correo daniel71hernandez@hotmail.com

 



12/06/2020

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Héctor Gómez de la Cortina

ESCÁNDALO INSOPORTABLE

NOTICIAS RECIENTES