Logo Ágora

COLUMNISTAS

Erico Wulf Betancourt

ECONOMIA

@ewulf2
Visitas: 3794
FINANZAS INTERNACIONALES. 


.

Latinoamérica y el legado de un estadista: George H.W. Bush

Hace treinta años, Latino América estaba   recuperándose de una devastadora crisis; conocida como la “Crisis de la Deuda Externa”. Los acontecimientos posteriores, la transformaron en la “Crisis de la década perdida”. El retroceso generalizado en   los niveles de   producto y empleo, generó una pérdida significativa en el standard de vida y, como consecuencia directa; un incremento de la pobreza desde un 40,5% en 1980; a un 48,4% en 1990.

Para resolver dicha crisis; el Gobierno del Presiente G.H.W Bush (1988-1993), tomo decisiones de alcance de largo plazo, que reforzaron el Plan Baker aplicado desde 1985. .Dada la baja probabilidad de pago, (deuda total USD 460 000 mill, valor 1986)  se implementó el Plan Brady de reducción de deuda, (1989); y se incentivó la realización de operaciones swaps (1989), que consistían en utilizar pagares de deuda en poder de los bancos de EEUU, para financiar proyectos ambientales y educacionales. Los bancos recuperaban una fracción del total adeudado, y los inversionistas que adquirían estos pagarés, obtenían recursos para sus proyectos por un monto superior a lo que habían pagado, aparte de la rentabilidad social de los proyectos que se ejecutaban.-

Cada economía en Latiino América, tenía distintas valoraciones de sus pagares de deuda, dependiendo de su probabilidad de pago. Según Salomon Brothers , (1988) , un pagare de Chile valía USD 0,61 ctvs ,México USD 0,54 ctvs, Brasil USD 0,55 ctvs, Argentina USD ,26ctvs.El valor promedio era USD 0,48ctvs con un descuento de un 58% respecto  del  valor. Es decir, los bancos perdían un 58% de la deuda que habían contraído las economías de latino américa. Los montos transados en Costa Rica y Ecuador por ejemplo, no resultaron tan significativos para resolver el problema, pero en el caso de Chile cuya deuda era  de USD 20.740 mill (valores de 1986), optó por realizar un prepago  de USD2000 mill, en la segunda mitad de la década del noventa, aunque  hubiera participado del Programa, se hubiera ahorrado USD 800mill.

 La magnitud del desafío que planteo la Década perdida, reformulo los paradigmas de la época en relación al rol del estado; muy activo desde los años cincuenta en adelante. Los eventos paralelos de Europa de ese entonces, (caída del muro de Berlín, en 1989), reforzaron una perspectiva alternativa que favorecía los mercados flexibles, el sector privado como motor del crecimiento, la reducción del rol del estado, el control del déficit fiscal, mercados financieros solventes, y liberalización del comercio y de las restricciones a la inversión, que en Latinoamérica; se internalizo como el “Consenso de Washington” (1989). Aun cuando hubo críticas a sus omisiones, y se presentaron algunos eventos complejos (México, 1995), el hecho es que en el umbral de la historia, no había mejor momento para instaurar en Latinoamérica, los fundamentos de economías competitivas que en el período 1990-1999, redujo la pobreza a un 43,8%, con tendencia descendente en los años siguientes. (28% en 2012).Se fortalecieron los Banco Centrales autónomos, que excluyendo casos extremos: han reducido la inflación a niveles promedio de un digito, (4-6%, 2014.La Inversión extranjera directa en el período 1990-2016, alcanzo casi USD 2 trillones, de los cuales alrededor de USD 400 000 mill, corresponden a la década 1990-2001.

Además, previo al NAFTA, (recientemente actualizado como USMCA, 2018), el Presidente G .H.W Bush había propuesto en 1989 su “Iniciativa para las Américas”, que consideraba una zona de libre Comercio desde Alaska hasta Tierra del fuego. El enfoque global subyacente, era visionario, anticipaba lo que en la década del 2000-2008, se conoció como la nueva economía y la Globalización 2.0; basada en el   sector tecnológico a pesar del ajuste de los años 2000-2003. En los años siguientes, debido a consideraciones ideológicas, esta propuesta se debilito ; no obstante logro mantener el interés de las economías del Pacífico , con Acuerdos como la “Alianza del pacifico”(2011), para fomentar el comercio, y otros como el Mercado integrado Latinoamericano(MILA, 2011)  para fomentar las inversiones y la  integración financiera, además de acuerdos de integración entre países de Centroamérica ,  que  reconfiguraron las perspectivas de crecimiento para  el continente, para proyectarlo  en las décadas siguientes como socio global.-

No hay evidencia de un intento más amplio, inclusivo y exitoso de parte de EEUU, para reformular las bases de la prosperidad de sus vecinos del Sur. Los resultados siempre sujetos a escrutinio y evaluación, son una muestra elocuente del legado para Latino América de un estadista extraordinario.




08/12/2018 09:50:55

Compartir

Anterior

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES