Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 3585

TRINCHERA CIUDADANA



AL DIABLO LA LEY, MEJOR PREGUNTÉMOSLE AL PUEBLO

Primero fue la absurda consulta popular en la que el “pueblo sabio” decidió cancelar el Nuevo Aeropuerto y prefirió la opción de Santa Lucía, posteriormente vino la consulta en Baja California donde otra vez el “pueblo sabio” decidió dar marcha atrás a la construcción de una planta cervecera sin importar que tuviera un 70% de avance y una inversión de novecientos millones de dólares. No hace falta comentar aquí por enésima ocasión que dichas ocurrencias no hicieron otra cosa mas que ahuyentar las inversiones pues demostraron que en nuestro país no existe certidumbre jurídica para el inversionista. A capricho de la autoridad las condiciones pueden cambiar súbitamente sin importar los costos.

Ahora nos enteramos que de nueva cuenta el presidente propone una consulta popular para que el pueblo decida si se enjuicia a los ex presidentes o no. Es decir, la ley se puede ir al carajo pues lo que importa es la opinión del pueblo, que, erigido en un supremo tribunal inquisitorial, determinará si procede o no la acción de la justicia contra los ex mandatarios.

Sería de risa loca el tema si no resultara preocupante. ¿En qué clase de república bananera una decisión de ese tamaño puede someterse a una consulta? Es un tema que debería de ser única y exclusivamente de leyes, es decir, si hay indicios para fincarles responsabilidades a algunos ex presidentes, que se proceda conforme a derecho y punto. Realizar una consulta es un circo mediático para distraer la atención del tiradero en que este gobierno tiene al país.

MORENA y PT han dicho que van por dos millones de firmas. Ya me quiero imaginar el método. Seguramente se podrá votar varias veces, no habrá control alguno y todo será una verdadera pachanga, una vil estafa. Sin embargo y pese a lo anterior, los aplaudidores del presidente que ven en él a una especie de Dios, darán cualquier tipo de maroma para justificar e incluso calificar la idea como brillante, pues a final de cuentas importa más la justicia que la ley, ya lo dijo el presidente.

A López Obrador le vale gorro la ley. Ya lo vimos con el caso Lozoya. Es un vil salpicadero de lodo, de mugre y de vil porquería. Información se filtra por todos lados sin cuidar en absoluto el debido proceso. Al presidente lo que le importa es el juicio público y no el de los tribunales. El presidente será muy juarista en el discurso, pero en los hechos hace lo que se le pega la gana. Recuerden que ha repetido hasta el cansancio aquella frase del Benemérito que dice “Al margen de la ley nada. Por encima de la ley nadie”, ¿entonces? ¿será que el único que está por encima de la ley es el presidente? ¿qué opina la inefable Olga Sánchez Cordero? ¿qué necesidad tiene de ser comparsa de un gobierno mentiroso, cínico, mezquino, rencoroso e irresponsable?

Twitter: @gomez_cortina

hgomezdelacortina@hotmail.com

 



Fecha de publicación: 04/09/2020 Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de AgoraGto.com

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Daniel Hernández Hernández

Películas con madre

Más artículos de Héctor Gómez de la Cortina

NOTICIAS RECIENTES