Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 8151

TRINCHERA CIUDADANA



CAMINANDO POR LA VIDA


Hace varios años, mi mamá me regaló el libro “López Mateos”, que había pertenecido a mi abuelo. El texto abordaba varias anécdotas que el autor, Justo Sierra Casasús, vivió al lado de su amigo, el presidente de México. La prosa es bastante agradable y con suma melancolía, el escritor evoca múltiples vivencias muy interesantes tanto en México como en diversas partes del mundo. Aparecen en el libro los nombres de reconocidos personajes de la vida política y diplomática.

Disfruté mucho la lectura y comencé a interesarme en el personaje. Años después, compré el libro “Los dos Adolfos”, de Humberto Romero Pérez. Dicho texto narra las anécdotas del autor con los presidentes Ruíz Cortines y López Mateos. Humberto Romero fungió como secretario particular del oriundo de Atizapán de Zaragoza y fue uno de los hombres de mayor confianza del primer mandatario. Recordé a Sierra Casasús porque pude notar cierta rivalidad entre él y Romero Pérez. Tanto Sierra como Romero, se critican sin mucho detalle en cada uno de los libros. Decidí indagar más.

Encontré en Youtube una entrevista que le realizaron al señor Salvador Riestra, miembro de la Asociación Civil Los contemporáneos, y en ella hablaba sobre el libro “Caminando por la vida”, que se trataba de la recopilación de anécdotas de Justo Sierra Casasús como diplomático. De inmediato me interesé y quise conseguir el libro. Tardé mucho tiempo en ubicarlo hasta que lo encontré en la página de internet de Porrúa y me lo enviaron a domicilio.

Sierra Casasús fue nieto del llamado “Maestro de América”, don Justo Sierra Méndez. Se le bautizó en Biarritz, Francia, en julio de 1914. Sus padrinos fueron don Porfirio Díaz y Carmelita Romero Rubio. Inició su carrera diplomática desde muy joven en la embajada mexicana en Brasil, a las órdenes de Alfonso Reyes. Conoció y entabló relaciones de amistad con Richard Nixon, Henry Kissinger, John F. Kennedy, el mariscal Tito, Lyndon Johnson, entre otros.

Leer el libro de Sierra es adentrarse en el vivir del jet set de la sociedad política mexicana de buena parte del siglo pasado. Es repasar, desde su perspectiva y a través de sus ojos, los importantes acontecimientos y las anécdotas jocosas. Es un libro que se lee rapidísimo y que no busca otra cosa más que dejar testimonio de una parte romántica de la vida de México.

La vida de Sierra fue sin duda, privilegiada, pero también interesante.

// 

Twitter: @gomez_cortina

// 

hgomezdelacortina@hotmail.com

// 

 

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Enrique R. Soriano Valencia

Variedades constructivas

Más artículos de Héctor Gómez de la Cortina

NOTICIAS RECIENTES