Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 4893

SALVO SU MEJOR OPINIÓN

“EL BRONCO” ME RECUERDA A FOX

Dicharachero, hablador, de lenguaje sencillo y directo, frontal, mal hablado y a veces hasta grosero, así es Jaime Rodríguez Calderón mejor conocido como “El Bronco”, el personaje que hace apenas unos días asumió la gubernatura de Nuevo León, llegando por la vía independiente o como creo yo que es más correcto decir, “sin partido político que lo respaldara”.

Cabe destacar que Rodríguez Calderón militó durante más de 30 años en el PRI y llegó a ser diputado federal y alcalde del municipio de García; buscó sin éxito ser el candidato tricolor al gobierno de su estado pero no tuvo posibilidades de competirle a la senadora Ivonne Álvarez, la favorita del gobernador Rodrigo Medina, trascendió que “El Bronco” habría pedido una candidatura a diputado federal como premio de consolación y también se lo habrían negado, lo que fue parte importante para que dejara al PRI y enfundado en la vía independiente le compitiera y finalmente derrotara al PAN y al PRI, alcanzando casi el 50% de los sufragios.

No es un secreto que Rodríguez Calderón llegó al poder respaldado por un poderoso grupo empresarial, que harto de los excesos de los partidos tradicionales, vieron en “El Bronco” al personaje ideal que pudiera aglutinar el desencanto y el enojo de la población y que pusiera fin al bipartidismo en Nuevo León; bajo cualquier circunstancia que haya rodeado el arribo de Rodríguez Calderón al gobierno estatal, es encomiable que haya logrado desafiar y derrotar al sistema de partidos. Según dijo en su toma de posesión, la deuda alcanza los 100 mil millones de pesos, ¡una auténtica barbaridad!, “El Bronco” ha prometido castigar a los responsables y hacer una limpia total al interior del aparato gubernamental, veremos si lo hace.

¿Por qué digo que me recuerda a Fox? Porque sus modos son similares, ambos fueron candidatos distintos al molde de los políticos tradicionales; ambos prometieron castigar la corrupción; ambos prometieron gobernar con el pueblo, hacerlo de manera transparente y honesta, ambos generaron una enorme expectativa.

Sabemos el fiasco que representó el sexenio de Fox, un frívolo que poco o nada hizo para desmantelar el podrido sistema político mexicano, es más, terminó devorado por él y su gobierno resultó mediocre por decir lo menos, la expectativa se acabó pronto.

Rodríguez Calderón tiene una mina de oro en las manos, se encuentra ante la oportunidad histórica de cumplirle al pueblo, lo puede hacer pues cuenta con un respaldo popular enorme, ojalá no les falle a los neoleoneses, eso podría catapultarlo rumbo al 2018.



Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Enrique R. Soriano Valencia

Variedades constructivas

Más artículos de Héctor Gómez de la Cortina

NOTICIAS RECIENTES