Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 11301

TRINCHERA CIUDADANA


HASTA NUNCA TRUMP

Fue un final de fotografía. El martes 3 nos fuimos a dormir con la noticia de que muy posiblemente Donald Trump sería reelecto. Durante la madrugada la tendencia cambió y favoreció al candidato demócrata Joe Biden.

No fue un triunfo contundente, la llamada “ola azul” nunca se presentó. Biden ganó por poco en un sistema electoral anacrónico que bien puede darle la victoria a un candidato que haya perdido el voto popular, como sucedió en 2000 y 2016.

Pese a lo anterior, es una gran noticia. Creo que no había nada peor que otros cuatro años de Trump en la presidencia. El tipo legitimó el racismo, la xenofobia, la misoginia, la mentira, la agresión y la supremacía blanca. Los peores sentimientos de varios millones de norteamericanos salieron a flote, tomaron fuerza. Trump se dedicó a polarizar, a confrontar, a burlarse del adversario. Le ha hecho un daño enorme a la civilidad de un país que ha sido enriquecido precisamente por los migrantes.

Tristemente ese discurso nefasto está vivo y costará mucho erradicarlo. Pero por lo pronto, Trump ya puede ir haciendo maletas con todo y su berrinche, que lo revela como un mal perdedor, un hombre antidemocratico.

Y no, no se trata de pensar que Biden es la octava maravilla, pero con él regresará la prudencia a Washington y se irá la majadería, la patanería y la desfachatez. Biden eligió el diálogo y no el insulto, ha convocado a la unidad nacional, a escucharse unos con otros, a hacer un lado la división y ser el centro de unión. El triunfo de Biden representa la victoria de la política que privilegia el consenso, el acuerdo, aquella que no convierte en enemigos a los adversarios.

Pero en México han de tener otros datos. Cuando la mayoría de las naciones ya han felicitado al ganador, el presidente de México prefiere “esperar” y aduce también haber sufrido de “cargadas” en su momento, con lo que legitima el discurso de Trump que argumenta que le han hecho fraude, pero sin presentar una sola prueba.

Quizá solo se trate de una estrategia de Obrador para no provocar la ira del aún presidente norteamericano, quien todavía despachará en la Casa Blanca hasta el 20 de enero y sus exabruptos podrían causar mucho daño aún, pero, por el contrario, la actitud de Obrador podría contaminar para siempre la relación con el inminente gobierno de Biden.

Imprudencia, error diplomático o estrategia, pronto veremos los resultados.

hgomezdelacortina@hotmail.com

Twitter: @gomez_cortina


//Fecha de publicación: 13/11/2020

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Héctor Gómez de la Cortina

EL ARTE DE LA METAMORFOSIS

Más artículos de Héctor Gómez de la Cortina

NOTICIAS RECIENTES