Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 9467
TRINCHERA CIUDADANA


MIRI



Para Lolita y Samy, en esta hora difícil.

Miriam Dolores Damián Guerrero nació un 29 de julio de 1991. Sus padres, José Trinidad Damián Cano, apodado cariñosamente “Samy” y “Lolita” Guerrero Martínez la recibirían llenos de amor y de emoción. “Miri” como la conoceríamos todos sería su única hija, su adorada hija.

Nos separaban solo 5 años, Miri fue por lo tanto la prima con la que más conviví en mi infancia. Sin embargo, no todo fue alegría al principio. Mi tía Lolita me dice que cuando me enteré que Miri iba a nacer dije “que esas eran ocurrencias, que así estábamos muy bien y que cuando naciera, la arrojaría por la ventana”. Inconscientemente estaba celoso pues en automático dejaría de ser el nieto más pequeño de la familia. Pero Miri nació y nos quisimos mucho, nos llevamos muy bien, decenas de retratos nos inmortalizan jugando en el jardín de la inolvidable casona de Altamirano donde pasamos momentos imborrables. Aprovechábamos la cercanía con La Alameda para ir a jugar en la zona destinada a las resbaladillas y los columpios para luego ser consentidos por Lolita con algún dulce o juguete de los tantos que vendían en los pasillos. Acudimos a varias funciones de circo cuando todo aquél espectáculo era alucinante para niños de nuestra edad. Miri y yo nos sentábamos juntos mientras mis tíos nos compraban palomitas de maíz.

El tiempo pasó y ambos crecimos. Si bien no jugábamos ni nos veíamos con la misma frecuencia que antes, nos saludábamos, nos escribíamos y platicábamos animadamente de un sinfín de cosas. Me moría de la risa cuando visitaba tu habitación y veía posters por doquier de un efímero grupo musical juvenil llamado “Uff”. Tus papás se sentían tan orgullosos de tu rol como actriz en diversas obras de teatro a las que nos invitaban siempre y donde tuve oportunidad de constatar tu buen humor, tu energía, tu maravillosa forma de ser. Las obras eran muuuy largas pero yo salía muy divertido y tú feliz por quienes te habíamos ido a ver.

En mayo pasado disfrutamos el cumpleaños 95 de nuestra abuelita y nos retratamos con ella. Poco después comenzaron tus molestias y el viacrucis. Jamás pensé que te irías tan pronto, jamás cruzó por mi mente que abandonarías este mundo. Quizá fui un ingenuo, quizá no quise ver un panorama dramático o mi mente se concentró en pensar que todo tendría solución y que por duro que fuera el trance, ibas a salir victoriosa de él.

Te visité varias veces en tu lecho de dolor. Te tomaba de la mano y platicábamos. No creía prudente acercarme más a ti porque pensaba que no querrías que te vieran con tu salud diezmada. Ahora pienso que debí darte un abrazo cariñoso y un beso apretado, decirte (aunque ya lo supieras) lo mucho que te quería y lo mucho que me harías falta. Me impresionó siempre tu ánimo y tu actitud positiva. Nos dijiste que tú y Lolita prepararían para Navidad las deliciosas galletas de la “tía Sarita”. Lo cumpliste. Nos dijiste que cuando te recuperaras, los primos iríamos de nuevo a un bar como aquél diciembre de 2016. Eso quedó pendiente.

En la funeraria comprobamos que cosechaste todo el amor que sembraste. Tuviste amigos maravillosos que no te dejaron nunca. La familia se unió en torno a ti y se rodeó de una solidaridad infinita. Tu partida nos sacudió, nos sigue sacudiendo. Aún hoy siento como si una parte de mi hubiera muerto, como si me sintiera incompleto, como si algo faltara, como si algo no anduviera bien.

Solo el tiempo podrá sanar lo doloroso que hoy resulta tu ausencia, la certeza de que no estaremos de nuevo juntos riéndonos de la vida. Te recordaremos con cariño y con mucho amor y quizá algún día, quien sabe cuándo, nos podamos volver a encontrar.

EN AGRADECIMIENTO

Mis tíos Samy y Lolita agradecen profundamente a todas las personas que los acompañaron durante el padecimiento de mi prima. Su apoyo emocional y económico ha sido un bálsamo para paliar un poco el inmenso dolor por su partida. No voy a mencionar a nadie porque sería cruel omitir nombres. Ustedes saben quiénes son y lo infinitamente agradecidos que estaremos con todos, siempre.


Twitter: @gomez_cortina // 

hgomezdelacortina@hotmail.com

Viernes 02 de febrero 2018

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Rayo Esmeralda Patiño

EIQAB PARA ESPAÑA

Más artículos de Héctor Gómez de la Cortina

NOTICIAS RECIENTES