Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 8700

TRINCHERA CIUDADANA

MIS INCONDICIONALES


Desde el púlpito del poder, diariamente el presidente de la República se dedica a calumniar a diestra y siniestra a cuanto personaje se le antoje. Basta haber participado en un gobierno neoliberal para convertirse de inmediato y sin prueba alguna, en corrupto, inmoral y mafioso. Su flamante  director de la Comisión Federal de Electricidad, ese hombre impoluto llamado Manuel Bartlett Díaz acusó a varios ex funcionarios de alto nivel de pasadas administraciones, de haber incurrido en conflictos de interés por haber asesorado a empresas energéticas luego de haber sido servidores públicos. El presidente dijo que si bien es cierto, no era ilegal, se trataba de una tremenda inmoralidad.

Como ha venido sucediendo desde su ascenso al poder, López Obrador nos quiere imponer su moral, su visión, su manera de entender la vida. Dijo que cambiaría la ley para que la restricción de un año para todo servidor público, sea ahora de diez años para que puedan trabajar en el sector privado luego de dejar su empleo en la administración pública.

Claramente lo que pretende con este acto y con el abaratamiento del servicio público, es imponer a sus incondicionales en las dependencias de gobierno. Los improvisados llegarán a poblar la nueva administración pública con la gran virtud de serle leales al todopoderoso, sin importar sus conocimientos y experiencia.

Ahí los casos vergonzosos del Conacyt, o las comparecencias en el Senado de los aspirantes a la Comisión Reguladora de Energía, donde la mayoría evidenció su ignorancia en el tema. Se trata de debilitar a dichos organismos para asegurar su servilismo y eliminar los contrapesos. Así, de a poco, todos los órganos corren el riesgo de terminar siendo el tapete de un presidente todopoderoso sin contrapesos en el horizonte.

La terna para ocupar el cargo que dejará este mes la Ministra Margarita Luna Ramos en la Corte, es parte de lo mismo. Si bien es cierto que las tres damas tienen capacidades comprobadas, también es una realidad que su cercanía con MORENA debería vetarlas para tan importante y trascendente responsabilidad. Yazmín Esquivel es esposa del contratista favorito de AMLO, José María Rioboó; Loretta Ortiz miembro de MORENA hasta 2018 y Celia Maya, candidata de MORENA a gobernadora de Querétaro en 2015.

Pero para AMLO, lo anterior no está mal, no es inmoral, porque en MORENA “son honestos”, “no tienen cola que les pisen” y no hay riesgo por lo tanto de un retroceso en la vida democrática. Desafortunadamente todas las señales indican lo contrario.

hgomezdelacortina@hotmail.com

Twitter: @gomez_cortina

// 

22/02/2019 08:29:47

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Enrique R. Soriano Valencia

Variedades constructivas

Más artículos de Héctor Gómez de la Cortina

NOTICIAS RECIENTES