Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 4289

SALVO SU MEJOR OPINIÓN


NEGOCIACIÓN O RUPTURA. EL DILEMA DEL PAN

El día de hoy, Acción Nacional encabeza las preferencias electorales como partido. Está muy cerca de regresar al poder luego del desastre electoral del 2012, pero la condición sine qua non diría mi estimado colega de páginas Saúl García Cornejo, es llegar unidos a la contienda electoral del 2018. Los 3 potenciales aspirantes tienen su respectivo poder. Ricardo Anaya controla la estructura de su partido y si decide buscar la candidatura, bien podría ganar la contienda interna (recordemos que en el PAN, la elección de su candidato no es abierta al público). Margarita es muy conocida, tiene en general una opinión favorable y fue uno de los pocos puntos luminosos del sexenio de Calderón y finalmente Rafael Moreno Valle, de origen priista es un político de la vieja escuela, un tiburón que puede nadar a sus anchas en un océano de adversidades. Conocedor de las campañas de tierra y quien ha venido construyendo desde el primer día de su gobierno en la angelópolis, una amplia red de apoyos y alianzas con la estructura panista.

El pasado mes de abril publiqué en estas páginas la columna “La inevitable Margarita” en la cual mencionaba que las mediciones dadas a conocer por distintos medios de comunicación, su grado de conocimiento y su carisma, colocaban adelante a Margarita Zavala en la búsqueda de la candidatura del PAN rumbo a la elección presidencial del 2018. Hoy a 7 meses de aquella colaboración, Margarita Zavala sigue firme y con muy buenos números para alcanzar la candidatura de su partido. Considero que si así lo quiere, Margarita podría fracturar al PAN en caso de rebelarse.

Es por ello, que el PAN debería revisar un poco la historia. El PRI resultó el gran ganador de la elección intermedia del 2003, Roberto Madrazo el líder nacional, presumía sus victorias en la Cámara de diputados y los gobiernos estatales. El gobierno de Fox era mediocre por decir lo menos y todo parecía indicar que el PRI regresaría con cierta holgura a gobernar en 2006, pero ya todos conocemos la historia. La división tan brutal entre Madrazo y Elba Esther Gordillo provocó una ruptura terrible al interior del tricolor que lo llevó a su derrota más estrepitosa, quedando en el tercer lugar de la contienda, muy lejos de Calderón y de AMLO.

El PAN deberá llegar unido, negociar posiciones y posicionarse como el partido a vencer. Si Margarita decide ser candidata independiente al no ser la elegida de los blanquiazules, condenará a su partido a la derrota, es ella quien tiene el poder para tomar esa decisión pues los votos que acumule serán restados directamente al PAN que vería esfumarse la posibilidad de re regresar a Los Pinos. Ni Ricardo Anaya ni Moreno Valle tienen a mi entender la capacidad para buscar una candidatura independiente, Margarita sí y partiendo de ahí podría comenzar a negociar con sus rivales.

El pastel es enorme y caben todos, ahí está el senado y la cámara de diputados a los cuales el vencedor podría ofrecerles a los derrotados su llegada por la vía plurinominal; en caso de ganar la elección federal los podría colocar en alguna secretaría o delegación o bien posiciones importantes en el CEN del partido.

La victoria por supuesto no es un hecho, no es segura, pero el PAN deberá llegar unido y por ende fortalecido a la contienda. Nada aliviaría más a sus simpatizantes que uno foto de los 3 aspirantes alzándole la mano a quien resulte su candidato. No vaya a ser que por aquello de que el poder no se comparte, el PAN termine hundido, víctima de sus propias ambiciones.

hgomezdelacortina@hotmail.com

Twitter: @gomez_cortina



Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Enrique R. Soriano Valencia

Variedades constructivas

Más artículos de Héctor Gómez de la Cortina

NOTICIAS RECIENTES