Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 5172

SALVO SU MEJOR OPINIÓN

NO ES ASUNTO DE DIOS

Los atentados terroristas del pasado viernes 13 de noviembre en distintos puntos de París que cobraron la vida de más de 100 personas, no tienen absolutamente nada que ver con Dios, se trata de la ira, de la cerrazón, de la intolerancia, de una manera retrograda de ver al mundo y de un inmenso desprecio por la vida; ningún asesinato puede justificarse por amor o por defensa a Dios en cualquiera de sus representaciones y llámese como se llame.

Comentaba el lunes Héctor Aguilar Camín durante su participación en el programa “Es la hora de opinar” de Foro TV que durante mucho tiempo cuando se nos hablaba del Estado Islámico y de sus horrores, nos imaginábamos los lejanos territorios que controlan (una parte de Siria y otra de Irak), los veíamos como un grupo extremista y radical, pero con carácter meramente local, no se percibía como una amenaza real al mundo occidental, nos equivocamos todos. Hoy nos damos cuenta que el Estado Islámico es la amenaza terrorista más grave de la actualidad, cuentan con infinidad de recursos para perpetrar ataques simultáneos bien planeados y organizados, sus células se encuentran por todo el mundo y lo que es peor, varios de los atacantes, quienes están dispuestos a morir por su fanatismo, son ciudadanos de los países blancos del terror, ¿cómo puede alguien que creció en Francia, se desarrolló bajo un régimen democrático y disfrutó de sus libertades, atacar salvaje e indiscriminadamente a sus compatriotas? ¿Qué demonios siembra el Estado Islámico en la cabeza de estos individuos que están dispuestos a hacerse volar en mil pedazos y dejar destrozadas a centenares de familias? Ya explotó un avión ruso que se dirigía de El Cairo a San Petersburgo, ya atacaron París, ¿qué sigue?

Bien lo escribió León Krauze el pasado lunes en su columna para El Universal, los atacantes de París hirieron al país en el corazón mismo de sus libertades más entrañables y más occidentales, restaurantes, bares, el estadio de futbol, un concierto de rock, los dementes descargaron su furia contra el estilo de vida occidental, del cual se han declarado enemigos.

En las redes sociales no han faltado quienes dicen que la solidaridad es selectiva, que los que nos conmovemos con lo sucedido en París, no nos importó lo que un día antes aconteció en Beirut o no nos importan las miles de muertes en Siria o en Irak, yo no lo veo así, creo que todos los atentados en cualquier parte del mundo nos deben impactar por igual, sin embargo y sin el afán de justificarme, desde que nací he escuchado que los países de oriente medio se encuentran en un constante conflicto, siempre tienen problemas, desafortunadamente han convivido por décadas con el terrorismo y eso quizá nos ha acostumbrado a no impresionarnos cuando nos enteramos que una desgracia sucede por aquellas tierras; pero enterarnos que un grupo de matones provocó un caos en París, la cuna de las libertades individuales nos horroriza porque no suele suceder y debe evitarse que algo similar ocurra de nuevo.

Tampoco han faltado los tontitos que han publicado imágenes de la batalla de Puebla del 5 de mayo de 1862 diciendo que a ellos no les importa lo ocurrido en Francia porque los franceses nos invadieron en aquella época, ¡increíble!, tal y como me dijo mi amigo “Toño” Guiza, es como si los mexicanos nos hubiéramos mostrado insensibles tras los ataques terroristas de Madrid en 2004 argumentando las muertes provocadas por la conquista en 1521; bien dijo Umberto Eco que las redes sociales han servido en muchas ocasiones para darles voz a los idiotas.

Para finalizar, estos ataques pueden servir para que la ultraderecha en Francia se fortalezca, su lideresa Marine Le Pen ha venido diciendo desde hace bastante tiempo atrás que es necesario expulsar a los musulmanes de Francia, así como evitar el ingreso de cualquier otro, un discurso por supuesto reprobable y totalmente xenófobo, pero que se puede ver alimentado por el miedo que la población tiene en estos momentos, otra vez, la más afectada será la comunidad musulmana residente en París.


Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Héctor Gómez de la Cortina

EL ARTE DE LA METAMORFOSIS

Más artículos de Héctor Gómez de la Cortina

NOTICIAS RECIENTES