Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 3157

SALVO SU MEJOR OPINIÓN

PEÑA Y EL 2018

(Primera parte)

Forjado dentro del poderoso grupo Atlacomulco, emparentado con influyentes políticos de su tierra y admirador de la liturgia del viejo presidencialismo mexicano, Enrique Peña Nieto querrá hasta el último momento, mantener bajo su control la designación del candidato priista a la presidencia de la república, si por Peña fuera, no dudo que seguiría al pie de la letra todo el ritual de sus antecesores tricolores hasta destapar al elegido, para posteriormente cobijarlo con toda la estructura del partido.

Es bien sabido que dentro del gabinete federal, hay 2 poderosos grupos que gozan de la mayor cercanía con el primer mandatario, el grupo Hidalgo y el grupo México, en el primero de ellos destaca el increíblemente todavía Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y por el segundo, el Secretario de Hacienda Luis Videgaray Caso, sin embargo, hay un tercer hombre, de perfil bajo, muy discreto, pero sumamente poderoso e influyente, cercanísimo a Peña y parte fundamental en las decisiones que se toman en Los Pinos, me refiero al Jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño Mayer.

Dicen los que saben que de estos 3 hombres saldrá el candidato presidencial del PRI, si esto es cierto, entonces Peña Nieto como dice el dicho “se moriría con la suya”, es decir, no estaría dispuesto a abrir el juego sucesorio y ampliar la baraja de posibles candidatos a otros perfiles que no pertenezcan a su cerrado grupo; esto es desde mi punto de vista, un error grave que podría costarle la presidencia al PRI y es que por ejemplo, no me puedo imaginar a Luis Videgaray como abanderado tricolor, es cierto que el titular de Hacienda es un tipo con una trayectoria académica impecable, pero no es carismático, no hace click con la gente y para acabar con todo el cuadro, su papel en la SHCP ha dejado mucho que desear, no me parece que pueda ser un buen candidato pues ya no es como antes en donde el PRI podía poner a cualquier persona, el triunfo estaba garantizado, eso ya quedó en el pasado.

Por su parte, Miguel Ángel Osorio Chong ya no debería encabezar la SEGOB, la fuga de “El Chapo” como lo dijo el propio Peña es imperdonable, injustificable y el responsable último de que el capo sinaloense estuviera bien vigilado es Osorio y aun así se le escapó, es una necedad de Peña mantenerlo en su puesto y esto solo lo explica las intenciones del presidente por mantener vivo en la sucesión al hidalguense, pero el personaje ya se desgastó y no me parece una opción viable.

Quedaría entonces Aurelio Nuño Mayer, hombre muy joven pero con una importante preparación académica, de todas las confianzas del presidente, pero muy poco conocido, su bajo perfil en estos casos podría pesarle pues necesitaría colocarse pronto como una figura visible, es menester que la gente comience a ubicarlo; tal vez por eso es muy probable que se convierta en el próximo presidente del CEN del PRI, Peña lo colocaría ahí para darle un lugar con reflectores, además, la descripción que hizo Peña en la última encerrona con los tricolores donde esbozó el perfil que debe tener el próximo líder priista, encaja con Nuño, pronto lo sabremos.




Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Enrique R. Soriano Valencia

Variedades constructivas

Más artículos de Héctor Gómez de la Cortina

NOTICIAS RECIENTES