Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 8554

TRINCHERA CIUDADANA


 

 

PORFIRIO DÍAZ SU VIDA Y SU TIEMPO

LA AMBICIÓN 1867 – 1884


Hace pocos días terminé de leer el segundo tomo de la biografía que el doctor Carlos Tello Díaz está escribiendo sobre su tatarabuelo, el polémico ex presidente de México, Porfirio Díaz. Tres años antes había leído el primer tomo, que abarca desde el año de 1830 cuando nace el general y hasta 1867, cuando hace entrega de la Ciudad de México a don Benito Juárez, luego de la caída del imperio de Maximiliano de Habsburgo.

Me encuentro que este número retrata un periodo poco estudiado e incluso a veces ocultado por la historia oficial. Al poco tiempo del triunfo de la República, las divisiones en el partido liberal se incrementaron de tal forma, que varios de los hombres más brillantes de los años de la resistencia contra la invasión francesa, rompieron con el presidente Juárez por motivos de diversa índole que son explicados con detalle en la obra. Porfirio Díaz contaba entonces con una enorme popularidad que lo animó a contender por la presidencia, disputándole el cargo a Juárez y a Lerdo. Sería derrotado y su rebelión de La Noria aplastada por el Ministro de Guerra Ignacio Mejía. Díaz pasaría años dificilísimos en La Noria con su esposa Delfina y vería morir a varios de sus hijos apenas horas después de haber nacido. La tragedia marcaba a su familia y la decepción su carrera hacia el poder.

Juárez sería reelecto pero moriría en 1872, sucediéndolo don Sebastián Lerdo de Tejada, a la sazón presidente de la Suprema Corte de Justicia. Lerdo encabezó una política de reconciliación y amnistió a los alzados de La Noria, pero en 1876 cuando preparaba su reelección, marcada por abusos de la autoridad y por las elecciones que se convirtieron en una auténtica farsa, Díaz vuelve a tomar las armas con la rebelión de Tuxtepec y logra derrocar a Lerdo, quien por cierto había sido desconocido por el presidente de la Corte, don José María Iglesias, quien como defensor de la constitución debía asumir la primera magistratura.

Díaz e Iglesias no llegan a un acuerdo. El primero tenía el respaldo de la mayoría de la milicia; al segundo lo amparaba la ley. Conferenciaron en la hacienda de La Capilla en Querétaro pero no lograron nada. Iglesias tendría que irse y Porfirio asumiría la presidencia, la cual legitimaría poco después en unas elecciones que confirmaron su popularidad. Durante su primer periodo impulsa la creación de vías férreas, absolutamente necesarias para el desarrollo del país y consigue, mediante la participación de Manuel María de Zamacona, su Ministro en Washington, frustrar una intervención armada en México, misma que tenía planeada el presidente Rutherford Hayes, conocido comoRutherfraud.

Llegado al poder con la bandera de la No Reelección, debía pensar detenidamente quién era el hombre adecuado para heredar el cargo. En ese momento se suscita una guerra intestina entre los personajes que ansiaban la presidencia: Justo Benítez, Manuel González, Ignacio L. Vallarta, Trinidad García de la Cadena.

Díaz observa, mide, calcula. La candidatura recae en Manuel González, su compadre y antiguo rival de armas. La lucha de facciones se tranquiliza pero está lejos de terminar. Díaz asume el Ministerio de Fomento, desde el cual continúa impulsando al ferrocarril pero después renuncia y se convierte en gobernador de Oaxaca.

Para 1884 está listo para regresar al poder, mismo que ocuparía de manera ininterrumpida hasta su renuncia en mayo de 1911.

Se trata, amables lectores, de un libro excepcional e imprescindible. El doctor Tello Díaz logra una vez más una obra justa e imparcial, porque no deja de señalar los defectos de su antecesor y consigna como pocos, el contexto histórico, político y social que vivía México. Se apoya en documentos valiosísimos que brindan luz sobre acontecimientos poco estudiados: la división de los liberales, la guerra de facciones, el alzamiento en Veracruz, etc. Un periodo visto desde los ojos de sus protagonistas.

No dejen de adquirirlo. 


Twitter: @gomez_cortina // 

hgomezdelacortina@hotmail.com

.

28/12/2018 09:43:50

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Rayo Esmeralda Patiño

EIQAB PARA ESPAÑA

Más artículos de Héctor Gómez de la Cortina

NOTICIAS RECIENTES