Logo Ágora

COLUMNISTAS

Héctor Gómez de la Cortina

SALVO SU MEJOR OPINION

@gomez_cortina
Visitas: 4216



¿QUIÉN MATÓ A SARA?


Advertencia.- La presente colaboración contiene una enorme cantidad de spoilers. Si usted está viendo o quiere ver la serie, no lea esta columna.

Pues sí amables lectores, ha pasado ya el fragor electoral con los resultados que conocemos todos. El día de hoy este columnista dedicará el presente texto a criticar la serie ¿Quién mató a Sara?, de arrollador éxito en la plataforma Netflix.

La historia transcurre entre el presente y el pasado, sin embargo, quedan perfectamente claros los detalles y el espectador no tiene la más mínima posibilidad de confundirse. Empezamos entonces cuando Alex Guzmán sale de la cárcel luego de 18 años tras haber sido condenado por la muerte de su hermana Sara, quien muere en un aparente accidente al caer desde un paracaídas en el lago de Valle de Bravo. De a poco nos enteramos que los Guzmán tenían una cercanísima relación con la familia Lazcano, encabezada por don César, poderoso e influyente empresario de los casinos en México. Sara es novia de Rodolfo Lazcano y Alex es íntimo amigo tanto de Rodolfo como de José María, así que aquel trágico día estaban pasando un fin de semana que prometía ser inolvidable.

Don César, un tipo que con el paso del tiempo se descubre como cruel, depravado, misógino e impresentable individuo, convence a Alex de echarse la culpa por la muerte de Sara. Le promete que estará máximo un mes en la cárcel, pero a cambio él se hará cargo de todos los gastos de la enfermedad de la madre de Alex, pues la familia no tiene dinero para afrontar el cáncer. Alex, jovencito, espantado, triste y manipulable, acepta, pero el día del juicio lo condenan a 30 años de prisión argumentando que él cortó el paracaídas tratando de matar a Rodolfo, quien aparentemente subiría al paracaídas.

Aquí surge la primera interrogante ¿por qué diablos don César le echaría la culpa a Alex? ¿Qué ganaba con eso? En la serie el empresario se justifica diciendo que lo hizo para salvar a su hijo Rodolfo ¿salvarlo de qué? Se trata como ya lo dije de un tipo poderosos e influyente ¿no podía haber cerrado el caso haciendo uso de su poder corruptor? En fin, extraña situación la que acontece.

Bueno, Alex ya está libre por buena conducta e increíblemente los Lazcano se enteran hasta después. Vale aclarar que don César nunca cumplió con su palabra, la madre de Alex murió y él tuvo que pasar horrores indecibles en prisión. Pero contrario a lo que podía suceder, Alex decide anunciar a los cuatro vientos que se vengará de los Lazcano y se los hace saber hackeando una transmisión directamente en el casino de la familia. Es decir, pone sobre aviso a una de las familias más peligrosas del país, ah, esto lo deben de saber. Alex es un genio de la computación, ¿dónde aprendió? Pues no hay de otra más que en la cárcel.

Luego del anuncio de venganza, Alex se va a su casa y establece ahí su cuartel general. Sí señores, la misma casa que dejó 18 años antes y que está intacta, hagan de cuenta que jamás habían dejado de vivir ahí. Poco después un grupo de golpeadores lo deja como santo cristo. Fue don César el perpetrador y extrañamente no ordena su muerte pues “resultaría muy sospechoso”, sí cómo no.

Una hermana de los Lazcano de nombre Elisa, está intrigada con la situación y decide ir a buscar a Alex con quien acaba teniendo un tórrido romance, aun y cuando sabe que lo único que él quiere es destruir a su familia.

Con el avance de los capítulos se van descubriendo sórdidos secretos. Nos enteramos que Sara sucumbió ante los encantos de don César, quien increíblemente la sedujo con una rama de árbol en el muelle de la casa. Lo escuchó usted bien amable lector, bastó el roce por la espalda de una rama cualquiera para que Sarita cayera con el don, quien además la embarazó, ¡oh escándalo!

Ahhh sí, don César también embarazó a la esposa de su hijo Rodolfo. Total, el señor era un verdadero tipejo sin valores, de esos que no le hacen falta al mundo. Para cerrar con broche de oro, desprecia a su hijo José María por ser gay, es más, le puso una madriza.

La venganza de Alex va cobrando forma y exhibe a don César como asesino de animales al tiempo que va descubriendo una red de trata de blancas comandada por la mano derecha de don César, Sergio Hernández, un tipo sádico que goza mutilando mujeres mientras escucha música clásica.

Y bueno, no podía faltar una historia de amor. José María Lazcano y Lorenzo Rossi deciden ser padres y alquilan un vientre. En la historia resulta que están siendo súper exigentes para elegir a la mujer, sin embargo, José María “coincide” con una vieja amiga de la escuela de nombre Clara y así de rápido decide que ella es la indicada y se la lleva a vivir a su casa. La decisión traerá consecuencias funestas pues “Moncho” el novio madreador de Clara termina por amenazar a la pareja y se suscitará un trágico acontecimiento. Por cierto, Clara trae una historia oculta relacionada con María Fernanda, la mejor amiga de Sara, que pretende descubrir qué le ocurrió a su mamá.

Otro detalle que no podemos dejar de mencionar es que en la investigación Alex descubre que Sara estaba loca, sí, tenía esquizofrenia y le daban ataques de ira. Pero bien raro amables lectores porque esos ataques solamente le daban en su casa y cuando no estaba su hermano, que no estaba enterado del padecimiento.

¿Pero por qué Sara está loca? Pues porque su padre Abel Martínez padece la misma enfermedad y qué creen, resulta que el señor era el esposo de la mamá de María Fernanda, mejor amiga de Sara, pero en un ataque de furia abusó de la mamá de Sara, así que Sara y María Fernanda ¡son hermanas!

Por si lo anterior fuera poco, en el capítulo final de la segunda temporada, un tal Nicandro Gómez de la Cortina, amigo de los Lazcano y para quien Sara vendía droga, habla sospechosamente por teléfono con alguien y le dice “nadie puede enterarse que nosotros la matamos ni que ella fue el primer experimento”

¿Será que en la tercera temporada Sara aparecerá como zoombie o como terminator?

Conclusión:

Es profundamente entretenida y pues sí, sí la recomiendo si sólo quieren pasar un rato divertido y maratonear el fin de semana. 



FECHA DE PUBLICACIÓN: 25/06/2021

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Héctor Gómez de la Cortina

EL ARTE DE LA METAMORFOSIS

Más artículos de Héctor Gómez de la Cortina

NOTICIAS RECIENTES