Logo Ágora

COLUMNISTAS

Juan Ramón de Caso

CAJÓN DE SASTRE

@jrdkzo
Visitas: 403

Cajón de sastre.


Tenencia responsable de mascotas (4ª parte)


Estimado lector, si me ha hecho favor de leer las últimas entregas sabrá que me he venido refiriendo al tema de la tenencia responsable de mascotas, en específico de los perros. Desde ya mi gratitud.

Malamente he venido hablando del tema sin haber tenido, como punto de partida, una definición, una noción. Aunque tarde le propongo la siguiente definición de tenencia responsable de mascotas:

La Tenencia Responsable de mascotas es el conjunto de obligaciones y compromisos que el dueño de una mascota debe asumir para asegurar el bienestar de esta. La tenencia responsable no es solo satisfacer las necesidades básicas de la mascota, sino que también implica otras cosas más que son la materia de los temas que he venido comentando.

A primera vista pudiera uno pensar que el dueño es quien se hará cargo en forma personal de tales obligaciones; sin embargo, cada vez es más frecuente que las personas encomienden a un tercero, la realización de tales tareas. En algunas ocasiones el dueño del animal encomienda tales tareas a algún otro miembro de la familia, a algún empleado o a algún prestador de servicios especializado en tal tarea.

Prima facie pudiera uno pensar que está bien, que es correcto, que lo importante es que se cumpla con la obligación y que se satisfaga la necesidad del animal, que no importa quien lo haga, lo importante es que se haga.

Es fácil imaginar que vistas así las cosas el tema es un problema de pesos y centavos. Se tiene la obligación y si no se tiene el tiempo, el gusto o el humor pero se cuenta con los recursos económicos, se puede encomendar tales tareas a alguien. Es aquí en dónde radica la importancia de la cuestión.

Amable lector, déjeme formular esas preguntas que acostumbro, de esas que traen jiribilla y que incomodan, pero que permiten desvelar la cuestión. ¿Qué obligaciones, propias de la tenencia responsable de mascotas, delega usted? ¿por qué lo hace? ¿a quién le encomienda tales tareas?

¿Qué sucedería si está usted delegando actividades que pudieran ser torales para la relación de usted con su mascota?

Queda claro que hay ciertas actividades que a nadie resultan agradables, como pudiera ser el hecho de recoger los desechos de nuestro perro. Pero que decir de actividades tales como: alimentar a nuestro perro, acicalarlo, pasearlo, adiestrarlo.

Me atrevo a decir que hay ciertas actividades, relacionadas con la tenencia de mascotas, que vistas de manera superficial pareciera que son irrelevantes, que pueden ser realizadas por cualquiera. Pero hay algunas que no deberían ser practicadas por cualquier persona, so pena de perder una valiosa oportunidad para estrechar el vínculo con nuestros animales.

Permítame una digresión que, probablemente, facilitará la comprensión de esta hipótesis. Conozco a muchas personas que tienen caballos, que gastan sumas considerables en su alimentación y el cúmulo de cuidados que precisan esos seres maravillosos. También he podido ver el desconcierto y la frustración de esos amos al ver que el caballo tiene un mejor vínculo con el caballerango con el arrendador que con quien paga las cuentas.

Regresando al tema de los perros, déjeme preguntarle estimado lector ¿vio usted la galardonada película Roma? ¿recuerda usted quien se hacía cargo de el “Borras”? ¡exacto! Cleo (estelarizada por Yalitza Aparicio). Cleo se encarga de recoger los desechos, lavar el patio, alimentar y hasta jugar con el buen Borras.

Pregunto: ¿de verdad podemos delegar todas las actividades relacionadas con nuestras mascotas?

Es una historia que se repite ad infinitum… “la alegría del hogar” es la encargada de alimentar al Bobby o al Borras (el nombre es lo de menos), Cleo, María o José son los encargados de bañar y acicalar a los perros. Cleo es la encargada de sacar a pasear a la “Britny”, también es la encargada de disciplinarla a punta de escoba o de regañarla cuando no le permite trapear.

¿Qué sucede cuando queremos tener perro, pero al mismo tiempo queremos permanecer inmaculados? ¿será posible tener perro y no terminar lleno de pelos y babeado?

Amable lector, lo invito a que haga la prueba, intente darle de comer a su mascota, juegue con su perro, cepíllelo (se va a sorprender de la cantidad de pelo muerto que soltará su perro y también se sorprenderá  de la magia que hay detrás de un cepillo, de una carda), póngale la correa y salgan a pasear juntos. De eso se trata este chisme de la tenencia responsable, se trata de tener y de ser responsable. La vida es sencilla, no nos la compliquemos.

Hasta aquí la dejaremos por hoy, estimado lector. Agradecido siempre con usted por el favor de su lectura y la generosidad de obsequiarme unos minutos de su tiempo para compartir mis “piensos”. Bendiciones para usted y los suyos y muchas gracias.


Fecha de publicación: 20/10/2020

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES