Logo Ágora

COLUMNISTAS

Rayo Esmeralda Patiño

Celaya Internacional

@RayoEsmeralda
Visitas: 705

Celaya Internacional.


UNA PIEDRA EN EL CAMINO

                                              

“Cuando minimizas una problemática porque no te ha pasado a ti, estás asumiendo desde el privilegio, no desde la realidad.

Anónimo

 

La toma de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en México ha sido, tal como lo dijo el Presidente López, un hecho jamás visto, un hecho que podemos catalogar quizá de muchas cosas pero jamás de ser injustificado.

El repaso de los hechos puntuales los omitiré, basta decir que ha sido considerable el incrementado el numero de quejas sobre aquellos que deberían procurar justicia, recordemos que la CNDH se creo como contrapeso a las enormes injusticias del propio sistema mexicano, no funcionaba del todo porque dependía de la Secretaría de Gobernación así era juez y parte, la reforma constitucional de 1992 le otorgó un carácter descentralizado con personalidad jurídica propia y en 1999 se le desvinculo del Poder Ejecutivo, así se le doto de autonomía presupuestaria y de gestión. Sabemos que hay mucho que desear en su actuación, que a finales de la década de los ’90 se parecía más a una defensoría de ladrones y malhechores, que de atención a víctimas, sin embargo, la más grande reforma hecha a nuestra Carta Magna, la de 2011, en la que se integraron con carácter de Ley todos y cada uno de los Tratados Internacionales en materia de Derechos Humanos firmados y ratificados por el Gobierno de México, le dio más fuerza y autonomía. Pero de nuevo, su actuar se puso en tela de juicio; mayor protección a delincuentes, a las fuerzas policiales y militares que abusaban de su poder, pero, sí, el enorme y gran pero, sucedió que si los militares eran golpeados, vapuleados y demás, no podían defender ni su propia vida porque la CNDH no veía motivos, así comenzó a formarse un monstruo de Frankenstein de alguna clase de derechos humanos.

Como bien sabrá querido lector, al comienzo de este Gobierno Federal, se esperaba que los vicios e ineptitudes del pasado quedaran ahí, en el pasado, lo que no se tomo en cuenta fue que quien gobernaría había golpeado y violado numerosas ocasiones la propia Constitución, que reconocería solamente sus derechos pero jamás sus obligaciones, así comenzó una relación con el pie izquierdo, cuando el Mandatario nacional no accedió a cumplir su deber, asistir a la entrega de informe de la CNDH, tampoco acepto más bien cuestionó las recomendaciones, entonces supimos que las cosas podían ponerse complicadas para las víctimas.

Se siguieron acumulando carpetas de quejas hacia organismos  gubernamentales, recordemos que por orden jurídico solamente podemos hablar de violaciones a los derechos humanos si es una autoridad de gobierno, de cualquier nivel (Municipal, Estatal y Nacional) quien lo comete, el vecino o el ladrón del transporte público no viola mis derechos humanos, él comete algún ilícito que será castigado por la justicia previa denuncia. Pero si el MP integra mal la carpeta, si decide que no hay pruebas suficientes a pesar de sí existir, vaya, si las instancias gubernamentales no hacen su trabajo para que la justicia se aplique o se niegan a brindar un servicio, sí están violentado los derechos,  aquí debo hacer una pausa, es importantísimo que se entienda que se tienen derechos pero también obligaciones, si no cumplo con mis obligaciones básicas seré sancionado por las autoridades y entonces no puedo alegar violación a mis derechos.

La designación de la señora Rosario Piedra Ibarra (hija de la activista Rosario Ibarra) por muchos que como el gobierno actual viven en el pasado, significó un avance de la lucha por obtener justicia, finalmente su hermano había desaparecido en la guerra sucia del gobierno de 1970, se pensó que tendría por la misma razón, empatía con las víctimas, muchos otros vimos claramente una designación a dedo por una incondicional del Presidente, y bien, eso tampoco estaría mal de no ser porque, la CNDH debe ser autónoma y no tener lazos con el jefe del Ejecutivo y otra, si la señora hubiera hecho por lo menos algo de su trabajo, el enorme desconocimiento a la labor que un Defensor del Pueblo debe hacer ha sido la constante de la actual titular.

 

Existe corrupción en el sistema de procuración de justicia, sí, y eso no es nuevo, pero por ello mismo al interponerse una queja ante quien debe defender al pueblo su deber es indagar y emitir las recomendaciones necesarias, acompañar en todo momento a las víctimas reales, las madres que ocasionaron la toma y posterior ocupación del edificio por parte de grupos feministas no deben verse como grupo de choque de movimientos políticos, porque en los últimos seis meses de este año, más de 1932 mujeres han sido violentadas, muchas desaparecidas, también hay jóvenes y niños desaparecidos, continuar poniéndoles un numero, haciéndolos parte de una estadística, no devolverá a sus familias a aquellos y aquellas a los que se les privo de la vida, no les regresará la inocencia y la vida a las niñas y niños víctimas de abuso, a las mujeres violentadas y asesinadas, eso jamás volverá, tampoco se castigará a quienes los o las asesinaron, las o los violaron, a esos trogloditas pocas veces se les castiga sobretodo si pertenecen a un grupo de privilegio.

El enorme error del autollamado gobierno feminista ha sido intentar desde hace ya varios meses, desacreditar a las víctimas y sus familias, de acusar a los medios de una cacería de brujas hacia el gobierno, ¿en serio no se da cuenta? ¿en serio no alcanza a ver que son madres y padres de las víctimas? Dejemos de lado ese argumento insulso y de bajo nivel de “¿a los de antes les reclamabas?” porque esos ya no son los que gobiernan, ahora es el Señor López y su equipo, la enorme inmadurez personal y la egolatría le hace obviar lo que no se puede y mucho menos se debe ignorar, la creciente ineficiencia de sus colaboradores.

En lo que sí puedo darle la razón al Presidente es que es muy fácil que grupos de víctimas caigan en manos de movimientos políticos con fines netamente electoreros, sin embargo la respuesta desde el púlpito gubernamental ha sido indignante, no creo que un cuadro, un muro, unas sillas valgan más que una vida, cuando se es una figura carismática y por el propio cargo como el que ostenta el Señor López, se debe tener más cuidado con lo que se dice, porque al amparo de sus justificaciones absurdas surgen de nuevo las voces de aquellos que cuestionan y revictimizan a quienes exigen justicia, “la golpearon porque algo haría” “la niña seguro se le insinuaba” “¿dónde estaba la mamá?” “los hombres también son asesinados”, hay que ponerse en el lugar de las víctimas y de su familia, a las familias la injusticia las ha hecho también víctimas, les han robado la tranquilidad y la vida, el caso que ha provocado la toma de la CNDH, una pequeña de 6 años que no recibió ayuda en San Luis Potosí que desde 2017 sus padres, su hermana y ella han sufrido ataques, una pequeña que a su corta edad ya sufre crisis de depresión y ansiedad y que lejos de castigar a las maestras se les ha tomado como víctimas de la invención de una pequeña. Señor Presidente, así como ha sido firme en defender a miembros corruptos de su equipo, sea firme en defender lo que prometio a sus electores, el pueblo ahora sí sería primero, aun le quedan 4 años, aun puede convertirse en el Presidente que cambie para bien al país,  quizá la señora Rosario Piedra es buena persona, pero con su muy cuestionable capacidad de gestión de esta crisis se le está convirtiendo a usted en una piedra en el zapato.


Rayo Esmeralda Patiño

@RayoEsmeralda 


//Fecha de publicación: 09/09/2020 

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES