Logo Ágora

COLUMNISTAS

Rayo Esmeralda Patiño

Celaya Internacional

@RayoEsmeralda
Visitas: 2287

Celaya Internacional. 

THE RUNNING MAN

 

 

                                                         “El hombre es más libre que todos los animales, debido a su libre albedrío, con el que está dotado por encima de todos los demás animales”
Santo Tomás de Aquino, fraile teólogo, filósofo y jurista católico del S. XIII

 

 

Hace muchos años, por allá de 1987 se estreno una película de acción llamada The Running Man, con Arnold Schwarzenegger y la venezolana María Conchita Alonso, la trama se ambientaba en un una sociedad futurista negativa y decadente causando la sumisión absoluta de la raza humana en el año 2017, todo ocurría en un único y afamadísimo programa de televisión de una única cadena televisiva, en el reality se buscaba la redención de aquellos que hubieran cometido algún delito y era algo así como una carrera por la vida, en el laberinto pos apocalíptico el corredor se enfrentaba a mercenarios y así como si fuera un video juego se escalaban niveles hasta alcanzar el triunfo y gozar de una libertad en un sitio paradisiaco, con una enorme suma de dinero y entonces todos eran felices, pero la realidad es que nadie ganaba, todos habían sido asesinados pero al publico que noche a noche se sentaba frente al televisor les engañaban con hologramas de una realidad virtual que por supuesto no existía.

 

Hace ya 4 años que hemos dejado atrás el 2017 pero no así la vida de ficción en la que cada vez estamos más inmersos, el argumentarlo para todos es llegar a casa y ver en familia o en la soledad un programa que nos entretenga y que nos cuente su realidad no la realidad y así vamos padeciendo una ceguera autoinfligida, una vida basada en utopías que nos ha contado alguien que ha gritado más fuerte pero que no necesariamente tiene la razón. Cabe señalar que la cadena de televisión que trasmitía The Running Man era una entidad mitad showbiz y mitad gobierno, el presidente de ese programa no era otro que el hombre que manejaba la sociedad, la justicia e incluso las ilusiones de un pueblo enajenado y absorto por el mundo miserable, en todos sentidos, en el que vivían.

 

Precisamente esa enajenación nos está impidiendo ver que si como sociedad no reaccionamos nos iremos directo al barranco, en plena era de la digitalización y la conectividad nos vemos más rodeados de ruido mediático y manipulador, he notado que en general se ha perdido la capacidad de un verdadero análisis, de notar de que va la vida, hay tanta información y mucha es absolutamente falsa porque incluso las verdades a medias son mentiras. En occidente se gritan y se exigen medidas para la igualdad entre hombres y mujeres, se intenta introducir un socialismo típico de la extinta U.R.S.S. o un comunismo Chino-cubano, en América Latina se llega al absurdo de hablar de un neoliberalismo ¿? Y un sin fin de barbaridades comentadas por los que nada saben hacer, que jamás en su vida han dado un palo al agua o sea no han trabajado nunca.

 

Comencemos por la igualdad, si usted querido lector tiene la paciencia de leer mis colaboraciones sabrá que de estos temas ya he  hablado mucho en lo particular y sino pues le haré un brevísimo resumen, bien, debo dejar en claro que estoy enfocándome en occidente, porque este mismo tema en otras zonas del mundo lo tocaré en siguientes colaboraciones, me tomaré la libertad de poner los puntos en lista, vamos a ello pues:

·       la igualdad en derechos entre hombres y mujeres en occidente está plenamente reconocida, los derechos políticos y sociales están más que garantizados por supuesto, aquí depende de los anhelos y ambiciones que tengamos como mujeres, las prohibiciones jamás son por la ley sino muchas veces sí desde el seno familiar, dejo de lado la violencia de género que es un tópico que está catalogado como delito pero que la ineficacia en su erradicación depende del criterio muchas veces acéfalo de un juez o un fiscal.

·       El enorme y muy preocupante desconocimiento de la historia de la humanidad con todos sus matices, porque lo que como raza humana hemos pasado nos ha traído a donde estamos hoy, y no hablo de lanzarnos a los brazos del chamanismo (que si usted quiere hacerlo, es una decisión muy respetable) me refiero a intentar traer d envuelta ideologías creadas en el siglo XIX, a una sociedad que no es igual, y que además el esquema socialista o comunista tampoco ha funcionado, tan no lo ha hecho por ello cayó la U.R.S.S., o la revolución cubana vendida como aquella idea que aun hoy a más de 50 años aun no alcanzan y no es por los bloqueos no, sino por el engaño en el que tienen a muchos de sus ciudadanos, de hecho jamás he sabido de grupos nutridos de gente migrando y arriesgando su vida desde Europa o Estados Unidos rumbo a países socialistas o comunistas, a vivir a dichos países, Noruega es un guisado a parte, (le recomiendo leer mi colaboración #LosDDHHBajoElFanatismoNoruego de julio del 2019 ahí podrá encontrar un poco que tampoco son el paraíso) ya se que este tema da para mucho más pero de momento aquí lo cerrare, porque mi intención es precisamente hacer visible que se pretende y se ensueña con traer a occidente una ideología rancia y caduca pero sobretodo vejatoria a los verdaderos y únicos derechos humanos, sentirse lavadora, pez o teléfono no es un derecho es un padecimiento psiquiátrico.

·       Hablar de neoliberalismo en América Latina y crear esta animadversión entre los ciudadanos es lo más miserable que he visto, los gobernantes hablan como si fueran adalides de la justicia y la democracia pero esas son palabras que la mayoría de las veces ellos incluso ignoran en su significado, hablan de luchar por una justicia social mientras a quien más aprietan es al ciudadano promedio que trabaja para el que genera el empleo y que dicho sea de paso también paga impuestos y muchos, aquí incluimos sus cuotas del Seguro Social o la Seguridad Social como se dice en otros países, señalan a quines no comparten su visión retorcida del mundo y utilizan a las instituciones para llevar a cabo su persecución, porque lo que no dicen y muchos enajenados en su vida virtual no ven es que, son los gobiernos quienes ponen las reglas de los salarios bases,  son los detentadores del sistema de seguridad y protección de la sociedad, para ello les pagamos, para ello les mantenemos, han convertido en un circo el gobierno, ellos se suben el salario porque han trabajado mucho, esto es sarcasmo, y al verdadero trabajador que lleva no solo a cuestas a su familia y su vida sino a la familia y amiguetes de los gobernantes, les permiten por ley un aumento del 1% o 2% siendo ya generosos.

 

 

 

He traído a colación esta película que quizá paso sin pena ni gloria para el publico, por ser una historia futurista y de acción más, pero la realidad esta ahí, un gobierno dueño de los medios de comunicación, que decide que debemos pensar, que debemos saber y hasta donde podemos pensar y si acaso se llega a utilizar el regalo más importante que nos dio la vida, naturaleza o Dios como usted guste llamarle, esa capacidad de decisión llamada Libre Albedrío, entonces seremos perseguidos y señalados.

 

Es una absoluta mentira que la historia la escriben los ganadores porque los hechos ahí están palpables, tenemos el derecho pero sobretodo la obligación de leer libros históricos de diferentes fuentes aunque no sean nuestros favoritos, pero que sean de verdaderos autores y expertos sin sesgos, solo los hechos y luego entonces podremos generar una opinión sobre lo sucedido. El control en muchos países por parte del gobierno en los medios de comunicación, los han convertido en una especia de KGB, hoy en día no podemos hacer una reclamo en las redes si es contra el gobierno en turno porque entonces viene la censura y bloqueo pero si es una infamia o insulto que de hecho en cualquier caso es incorrecto e imperdonable contra los detractores de ese mismo gobierno todo se permite.

Hoy en día prácticamente tenemos una libertad de expresión a modo, como ya decía, quieren que pensemos, comamos, vivamos y leamos solo lo que ellos nos dicen a través de los medios de masa, pero también como decía la grandeza del ser humano proviene de nuestro libre albedrío, de esa capacidad de cuestionarnos todo, porque precisamente así es como llegamos hasta el siglo XXI, precisamente ese cuestionamiento tiene que ver con el desarrollo de la tecnología y de la propia sociedad. En the runnig man, Arnold lucha desde dentro del sistema por salir con vida pero sobretodo por demostrarle a la población que lo que veían no era una realidad, que el gobierno de la telecomunicación los manipulaba, pues eso justamente es lo que comenzamos a ver ahora, nosotros podemos decidir si nos quedamos sentados viendo el programa o nos convertimos en el corredor y salimos de esta.




03/03/2021

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Héctor Gómez de la Cortina

EN SUS MARCAS, LISTOS ¡FUERA!

Más artículos de Rayo Esmeralda Patiño

NOTICIAS RECIENTES