Logo Ágora

COLUMNISTAS

Sebastián Campos Montejano

El Vuelo de Ícaro

@elVuelode_Icaro
Visitas: 682

Blackstar- la partida de una radiante estrella

 

Este 10 de enero se cumplieron cinco años; cinco años de una pérdida para la música y la humanidad, hace 5 años murió David Robert Jones, mejor conocido como David Bowie.




























Ladies, gentlemen and others… Con una carrera plagada de éxitos y multifacético por definición, David Bowie es de esos personajes que no necesitan presentación; junto con sus múltiples alter egos, se encargaron de labrar la leyenda más veleidosa de su época y probablemente de la historia de la música.

Nacido en los barrios de Brixton, al sur de Londres, David a muy corta edad demostró ser un super dotado y un rebelde, poco tardaron en florecer sus habilidades para las artes, formando parte del coro de su escuela y tocando la flauta de una manera muy avanzada para su edad, resaltaría también en el baile donde sus profesores quedarían impresionados por lo imaginativo de sus interpretaciones y que eran “vistosamente artísticas”.

Su interés en la música comenzaría a crecer cuando su padre trajo a casa unos vinilos de múltiples artistas, entre ellos Elvis y Little Richard. Ver a su prima bailar al ritmo de Hound Dog lo dejó fascinado; fue como una revelación del poder de la música.

El joven Jones estudió arte música y diseño. En el colegio, en 1962, tuvo una pelea con su colega George Underwood por una chica que ambos querían, el altercado llevó a Underwood a golpear a David en el ojo y casi provoca su perdida, pero gracias a este incidente su pupila quedaría permanentemente dilatada, dándole a Bowie esa característica e intrigante mirada -curiosamente, George y David siguieron siendo muy grandes amigos, Underwood incluso diseñó algunas de las portadas de los discos de Bowie-.

Más temprano que tarde, David optó por abandonar la escuela e intentar tener éxito con su banda juvenil The Kon Rads, a quienes abandonó por sus carentes aspiraciones; de ahí en adelante, Jones iría cambiando de banda y de manager constantemente hasta sacar su álbum debut como solista en 1967, el cual no tuvo mucho éxito, no fue hasta la salida de su sencillo Space Oddity en 1969 que alcanzaría cierta relevancia llegando al #5 en el Reino Unido. Posteriormente lanzó otros tres álbumes, Space Oddity en 1969, The man Who sold the world en 1970 y Honky Dory en 1971. En 1972, con Glam Rock, trajes ajustados y mucho maquillaje, nacería su primer alter ego en marcar la leyenda, Ziggy Stardust, quien llegó en plena tendencia del Glam y lo llevó a las estrellas con el álbum: The Rise and fall of Ziggy Stardust and the spiders from mars, el álbum sería un éxito en todo el reino unido. Curiosamente, la creación del personaje de Stardust sería muy influenciada por los años que estuvo estudiando teatro con el bailarín Lindsay Kemp e intentó hacer una mezcla de influencias entre Iggy Pop y Lou Reed. Su amor por el teatro fue tan grande que lo llevó a realmente meterse en sus personajes.

 

«Fuera del escenario soy un robot. En el escenario consigo emocionarme. Eso probablemente explica por qué prefiero disfrazarme de Ziggy a ser David»

 

La vida de Ziggy sería tan corta como lo fue su gira y la del álbum Aladdin Sane, anunciando en su último concierto, su retirada y de cierta forma, su muerte; y es que Bowie, una vez tenía la atención de todos, estaba listo para moverse a otras cosas. En 1973 con su álbum Aladdin Sane llegó a las listas #1 en el Reino Unido.

Durante la década de los 70’s se trasladaría a América sacando diferentes álbumes y múltiples éxitos; en 1975 llegaría Young Americans para ponerlo en el número uno de las listas americanas, este álbum sorprendió a todo el mundo, pues era algo completamente diferente a lo que nos había traído y a lo que lo llevó al número uno en su tierra natal, Del Glam Rock logró todo un éxito del Plastic Soul con canciones como una Canción homonima del álbum o Fame, coescrita por John Lennon.

A pesar de toda su fama y éxito, Bowie pasó por varias dificultades, pues se le haría difícil diferenciar entre él mismo y sus personajes: Aladdin, Ziggy, David. En cierto punto, de verdad creyó que había perdido la cordura, eso sumado a su descuido personal y a las grandes cantidades de cocaina que consumía.

Toda esta vida autodestructivamente dionisiaca se vería reflejada en su nuevo personaje que también le generaría crisis de identidad: The thin white Duke con el que grabó station to station, album que no recuerda haber grabado por los estupefacientes que consumía y la pobre alimentación que tenía, siendo este álbum sin duda, un reflejo de su época más oscura.

A finales de los 70, David Bowie se mudó a Berlín a componer lo que más tarde se conoceria como la trilogía de Berlín, junto con Tony Bisconti, siendo el primer álbum Low, un álbum que nuevamente le daría un giro al estilo del artista, buscando un estilo más moderno y progresista, es un álbum que al principio recibió reacciones mixtas y que hoy en día es de los álbumes más aclamados de la época. Ese mismo año, con las influencias del emergente Giorgio Moroder -de quien ya he hablado anteriormente- surgió heroes, con la misma tendencia moderna enfocada de una forma mucho más positiva, fue muy aclamado por la crítica. Al final de esta trilogía tenemos Lodger, lanzado en 1979 tuvo ventas muy bajas comparado a los estándares de Bowie, pero más tarde se volvió de sus obras más influyentes.

En 1980 lanzó Scary monsters and super creeps, con él regresó del personaje de Space Oddity, Major Tom, alcanzaría nuevamente el número uno en UK con el sencillo Ashes to Ashes.

Dando un salto a épocas más actuales, nos acercamos al final de la carrera de Bowie, en 2016, después de estar desaparecido del mundo del entretenimiento por varios años, volvió con un enigmático e increíble álbum, donde se nota un perecedero David Bowie que estaba luchando contra el cáncer desde hace tiempo, este sombrío álbum sería aún más doloroso cuando dos días después de su lanzamiento, se extinguió una estrella.

Ese 10 de enero de 2016, a todos les conmocionó la noticia, David Bowie, había muerto. Murió una persona increíblemente talentosa y que brilló con la misma intensidad de una estrella, murió alguien que vivió tanto, que a día de hoy, no se siente que haya muerto. 


.





Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES