Logo Ágora

COLUMNISTAS

Verónica Espinosa

Candil de la calle

@veroespinosav
Visitas: 2030
Candil de la Calle 

                  Comunidad estudiantil UG, el retorno.

Han pasado los días de descanso obligados por las fiestas de fin de año y el Año Nuevo, y para el movimiento estudiantil en la Universidad de Guanajuato -que se identifica públicamente como “Comunidad estudiantil UG”- es el momento de hacer un recordatorio, particularmente al rector general Luis Felipe Guerrero Agripino, de que están ahí, a las puertas de la Rectoría, documentos en mano…

Quienes integran el movimiento han solicitado -convocado- a la autoridad universitaria a definir un formato para un diálogo que se antoja, como lo ha sido el propio movimiento, su organización y expresiones, también inédito. Esto, porque saldrá de los esquemas tradicionales de las sociedades de alumnos o mesas directivas estudiantiles, que son las formalidades a través de las cuales hasta ahora literalmente se han llevado las relaciones diplomáticas alumnado-autoridad universitaria.

Aprovechar esta convocatoria y generar un nuevo modelo de relación con la comunidad estudiantil, aprender de los errores, bajarse del ladrillo, interactuar efectiva y realmente con alumnas y alumnos en el reconocimiento de las causas que deberían de ser de común interés, es una oportunidad que no puede ser desperdiciada. Ni por el rector Luis Felipe Guerrero, ni por los rectores de campus, ni por las demás autoridades estatales y municipales a quienes el movimiento apuntó con dedo acusador por asesinatos, feminicidios, acoso, inseguridad, ineficiencia y carencia de infraestructura, incluyendo al gobernador Diego Sinhue Rodríguez.

Por el contrario, podría transformar la visión que fue puesta de manifiesto durante el histórico paro, la que es común no solamente para una comunidad estudiantil, sino para sectores sociales que se sienten así: lejanos y abandonados por sus autoridades, gobernantes, funcionarios.

Como ejemplo, desde el gobierno del estado, se pide a través de videos propagandísticos “no mirar atrás” y mejor enfocarnos en que Guanajuato seguirá prosperando económicamente y todo mundo estará mejor. Peor cantaleta no pudieron escoger los panegiristas oficiales, cuando en las entrañas de la hasta hace no mucho silenciosa y semi paralizada colmena universitaria (con algunas excepciones) se ha incubado una ruidosa colonia que en diciembre dejó en claro en las calles de la ciudad y en el Teatro Principal, frente al gobernador Diego Sinhue Rodríguez, que no está ya dispuesta a ver pasar la realidad sin pedir cuentas y acciones efectivas frente a la inseguridad.

En el gobierno del estado hubo, por supuesto, numerosas voces al oído del gobernador que le aconsejaban ni aparecerse ante las y los estudiantes. También hubo quienes sugirieron dejar al rector Luis Felipe Guerrero afrontar solo -rascarse con sus uñas, pues- al impetuoso movimiento, responsabilizándolo de los alcances que tomó el mismo.

Pero fue la propia Comunidad estudiantil UG la que dejó en claro que ha sufrido por omisiones dentro y fuera de la universidad; que por ello los compromisos involucran a las autoridades dentro y fuera de la colmena. Que quieren ser escuchados -se hicieron escuchar- por quienes deben escucharlos desde las rectorías y desde el Palacio de Gobierno y el Municipal.

Que allí están, esperando a que cabalmente #Cumplanlos4.

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES