Logo Ágora

NOTICIAS - MUNICIPIOS

Fiscalía entregó el cuerpo equivocado a familia

Reportero: Gabriela Montejano N. - 6853 Visitas

APASEO EL ALTO, GTO. 7 DE ABRIL 2021.- José Luis, desapareció en octubre del año pasado; su presunto cuerpo fue presentado y entregado a sus familiares, quienes lo velaron y enterraron en su municipio; hoy la Fiscalía Estatal pide exhumar el cuerpo por que al parecer los restos que lloraron y despidieron son los equivocados.

Virgina explica que el 24 de octubre del 2020, presentó la denuncia por la desaparición de su hijo de 44 años y de oficio artesano que trabaja la madera, luego de que su pareja sentimental con la que vivía, le informara que ya tenía más de una semana sin saber de él.

A los cuatro días de la denuncia, Virginia recibió una llamada para que se presentara en las oficinas del MP.

“Él vivía con su pareja, y ella me decía que no llegaba y no llegaba, el vivía en el Pocito (…) los restos los encontraron por el rumbo de San Bartolo. Como a los 4 días (el 28 de octubre) me hablaron por teléfono, me habló una mujer y me dijo que tenía que ir a declarar, fue en la noche, al otro día fui, (…) ya me pasaron y la licenciada que está ahí, me dijo pues encontramos un cuerpo, en tal parte y todas las características que usted me dio son las que tiene él, y me enseñó nada más una foto de la cintura hacia arriba, sí se parecía a él, verdad, pero me dijo que para estar más segura me fuera al ministerio público de Celaya”.

Acompañada por su nieta, Virginia fue a Celaya, ahí le volvieron a enseñar las fotos frontales del cuerpo, en cuyo certificado de defunción aparece como causa de muerte “heridas producidas por proyectiles disparados por arma de fuego penetrante a cráneo y abdomen”.

“Fui, y también me enseñaron una foto del pecho hacia arriba, dijo el licenciado Santos -¿si es o no es?- Pues sí se parece mucho a él, y le dije -¿no le puede hacer la prueba de ADN?, no eso ya sale sobrando si ya lo reconoció, ya no-; y dijo le vamos a entregar el cuerpo; entonces pues yo no estaba bien segura pero dijeron que nos lo iban a entregar, así quedó”.

La Fiscalía de Guanajuato, le entregó entonces la hoja de liberación y posteriormente fue al Servicio Médico Forense, SEMEFO, a recoger el cuerpo.

Lo velé y lo enterré; al mes le hablaron a mi hija que teníamos que ir a Apaseo el Grande, nos citaron, y ahí que llegamos nos dijeron que el cuerpo que nos entregaron no era de mi hijo, que era de otra persona, de muy lejos y dijeron que según sí se parecía, pero con la diferencia que él tenía un tatuaje en la espalda, -el cuerpo que nos entregaron-, y mi hijo no tenía ese tatuaje, no nos dijeron qué era, nomás que la diferencia era el tatuaje en la espalda”.

Virginia nunca vio fotos de la espalda del cuerpo que supuestamente reconoció como el de su hijo; sin embargo, sin pruebas de ADN, se lo entregaron.

“(¿A usted no le mostraron fotos de la espalda del cuerpo?)  No, todavía ese día en blanco y negro nos enseñaron la foto de frente, y sí se parecía a mi hijo pero no era,  y entonces me dijo, -va a usted a firmar para que entreguen el cuerpo-, y entonces mi muchacha dijo pero quién nos va a reembolsar el dinero que gastamos en eso, y entonces el Santos dijo que nos podían reembolsar de los 30 mil, solo nos iba a dar 15 mil”.

La familia de José Luis se quedó esperando la llamada de los ministeriales, desde finales del año pasado, y hasta este 6 de abril, ellas fueron de nuevo a dar seguimiento al caso. 

Y ahora nos dicen que sí, que les demos el nombre del panteón y el número de la fosa,  para irlo a sacar, pero en ningún momento dijeron que nos iban a reembolsar ese dinero ni nada, usted sabe cuánto gasta uno”.

La familia dice que quieren que esa víctima esté con su gente, pero también quieren que retomen la búsqueda de José Luis.  

“Como familia queremos encontrar a los familiares de ese cuerpo, ya que ellos no tienen la culpa de la negligencia de la fiscalía; Y también queremos q se nos reponga lo que ya gastamos ya que somos una familia de bajos recursos y nos costó mucho conseguir el dinero para ese funeral; pero también les dijimos que cuando nos citaron ahí en Apaseo, si ¿van a seguir buscando a mi hijo o no? Y según ellos dicen que sí, pero hasta la fecha ayer que fuimos no nos comentaron nada de él”.

La familia de la víctima que fue ultimada, ya está reclamando el cuerpo identificado por el tatuaje.

“El error fue de ellos, porque en ningún momento dijeron que iban a hacer la prueba de ADN, y todavía ahorita no nos han dicho nada de la prueba, quieren ir a sacar el cuerpo, cuando lo vayan a sacar quiero que hagan la prueba para que no haya más errores”, dice desesperanzada la madre de José Luis.

 --

Compartir

NOTICIAS RECIENTES