Logo Ágora

NOTICIAS - NACIONAL-INTERNACIONAL

Bomba de EU deja a 36 militantes de ISIS muertos

Reportero: Ágora Redacción - 789 Visitas

Hasta 36 presuntos militantes de ISIS murieron en Afganistán luego de que Estados Unidos dejara caer "la madre de todas las bombas", uno de los mayores dispositivos no nucleares que se han detonado en combate, dijo este viernes el Ministerio de Defensa afgano.

El ataque del jueves ocurrió cuando el presidente estadounidense Donald Trump enviaba su primera delegación de alto nivel a Kabul, en medio de la incertidumbre sobre sus planes para los casi 9 mil soldados estadounidenses que permanecen en Afganistán.

Las muertes no se han verificado de forma independiente, pero el portavoz del ministerio Dawlat Waziri dijo que ningún civil sufrió daños por la gran explosión que apuntó a una red de cuevas y túneles del grupo yihadista.

"Ningún civil resultó herido y sólo fue destruida la base desde la que Daesh (ISIS) solía lanzar ataques en otras partes de la provincia", dijo Waziri en un comunicado.

Por su parte, ISIS desmintió este viernes haber sufrido bajas en el bombardeo estadounidense.

"Una fuente de seguridad negó a la agencia Amaq (órgano de propaganda de ISIS) cualquier muerte o herido en el bombardeo estadounidense de ayer en Nangarhar", indicó AmaqWaziri usó un término árabe para referirse a ISIS, que ha establecido un pequeño bastión en el este de Afganistán y ha lanzado ataques mortales contra la capital, Kabul.

La bomba GBU-43, de 9 mil 797 kilos, fue lanzada desde un avión MC-130 en el distrito de Achin, en la provincia oriental de Nangarhar, fronteriza con Pakistán, dijo el jueves el portavoz del Pentágono, Adam Stump.

El dispositivo, también conocido como "la madre de todas las bombas", es una munición guiada por un GPS que nunca antes había sido utilizada en combate desde su primera prueba en 2003, cuando produjo una nube visible a 32 kilómetros de distancia.

El poder destructivo de la bomba, equivalente a 11 toneladas de TNT, es mucho menor en comparación con las relativamente pequeñas bombas atómicas lanzadas sobre Japón al final de la Segunda Guerra Mundial, que produjo explosiones equivalentes a entre 15 mil y 20 mil toneladas de TNT.

ERA "MOMENTO ADECUADO" PARA LANZAR "MADRE DE TODAS LAS BOMBAS": COMANDANTE FUERZAS EU

El máximo comandante militar estadounidense en Afganistán dijo este viernes que la decisión de lanzar una de las mayores bombas convencionales jamás usadas en combate fue una decisión puramente táctica, en el marco de su campaña contra combatientes ligados a Estado Islámico.

El general John Nicholson señaló que está en comunicación constante con funcionarios en Washington, pero que la decisión de usar la bomba GBU-43 se basó en una evaluación de las necesidades militares y no en consideraciones políticas más amplias.

"Es la primera vez que encontramos un obstáculo importante en nuestro progreso", dijo en relación a la operación conjunta afgano-estadounidense contra Estado Islámico puesta en marcha en marzo. "Era el momento adecuado para usarla de forma táctica contra el objetivo correcto en el campo de batalla".

En el lugar del ataque había presentes fuerzas de ambos países, que reportaron que el "arma logró su propósito", agregó Nicholson.

En una aldea a unos 5 kilómetros de la remota y montañosa área en la que fue lanzada la bomba, testigos dijeron que se sacudió la tierra, aunque las casas y los comercios parecían no haber sido afectados.

"La bomba de la pasada noche fue realmente enorme. Cuando cayó se movía todo", afirmó un residente llamado Palstar Khan, quien añadió que creía que no hubo civiles afectados en la zona. Asimismo, agradeció el ataque, asegurando que es un "avance positivo" matar a los combatientes de ISIS.

Con información EL FINANCIERO

Compartir

NOTICIAS RECIENTES