El sonido de las sirenas, la banda de guerra y la tristeza por Felipe, el «héroe sin capa»

Despiden a bombero felipe

CELAYA, GTO. A 09 DE ENERO DE 2024.- La historia de los cuerpos de emergencia en Celaya ya no es la misma, cientos de Bomberos y paramédicos se reunieron en el Centro de la ciudad para despedir al Comandante del Heroico Cuerpo de Bomberos, Felipe Jiménez Sánchez.

En esta ocasión “Pipe” no iba manejando una ambulancia o un camión, tampoco atendía un reporte, iba acompañado de su familia, amigos, compañeros, en su último recorrido por la ciudad.

La tarde de este martes no será olvidada, las sirenas de las unidades de emergencia se escucharon en cada rincón de comercios, hogares, jardín principal y la presidencia municipal.

Algunas personas no sabían qué ocurría, pero al darse cuenta de las más de 10 unidades de emergencia de Bomberos, Protección Civil y Cruz Roja observaron que se trataba del homenaje a Felipe Jiménez.

En las inmediaciones del Templo de San Francisco las filas de gente esperaban el ataúd de color gris.

Los rescatistas de diferentes partes del Estado y del país bien uniformados veían pasar el cuerpo de su amigo, compañero y colega.

Sus rostros no eran los mismos, se les notaba la tristeza, preocupación y algunos no podían creer lo que veían.

El sonido de las sirenas y la banda de guerra ponía “la piel chinita”, algunas personas se acercaban y aplaudían cuando pasaba el cuerpo del Bombero cargado en los hombros de sus colegas.

Minutos antes de las 3 de la tarde el cuerpo permaneció en la entrada al templo, cientos de personas esperaban a Felipe para la misa de cuerpo presente.

El padre del Templo en sermón mencionó que su hermano es Bombero, resaltó la labor de los voluntarios y sobre todo que a diario piden por los cuerpos de emergencia y por la violencia que se vive en Celaya.

En la Calzada Independencia, al Comandante le rindieron un homenaje, un “héroe sin capa” como es considerado por muchas personas y quien fue asesinado en el cumplimiento de su deber.

Al lado derecho del ataúd permaneció el Alcalde, Javier Mendoza, su esposa y el Secretario de Seguridad, Jesús Rivera y del otro lado, familiares del Bombero.

Tras el pase de lista, autoridades informaron del recorrido por las calles del Centro, su llegada a las instalaciones de Cruz Roja, Pipíla y el último adiós en el panteón municipal.

A las 4 y media de la tarde, el cortejo siguió con el recorrido, sus compañeros a bordo de las unidades se secaban las lágrimas, pero siempre firmes acompañando a Felipe Jiménez en su último viaje.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 174K suscriptores