Ex empleados denuncian que bar Monkeys sí sufría extorsión

monkeys

CELAYA, GTO., A 22 DE NOVIEMBRE DEL 2022.-Personal del bar Monkeys, denunció que desde hace 6 meses, eran víctimas de extorsión por parte del crimen organizado, pagaban a la semana desde 7 mil hasta 12 mil pesos.

De acuerdo a un testimonio recopilado, eso derivó al ataque que sufrió Alondra América Sánchez, empleada que fue baleada la noche del viernes 18 de noviembre y perdió la vida, dos días después en el hospital.

“Se dividían esas cuestiones entre las involucradas y una persona de administración que luego a veces, porque luego no llegaban en la noche, ellos aproximadamente llegaban entre 8 y 9 de la noche, luego llegaban más temprano y estaba la administradora que era la que se encarga de hacer las compras y todo eso, y a ella le tocó muchas veces recibir el material y pagarlo, nosotros vimos que el dueño estaba completamente desatendido de ese tema y se le hizo fácil dejar que otras personas dieran la cara por él y él no exponerse como empresario”, comentó un ex empleado del lugar que por seguridad pidió el anonimato.

Explicó cómo operan los delincuentes para extorsionar a los bares de Celaya, dijo que dejan a la semana cierta cantidad de droga y los establecimientos deben pagarla.

“Hace 6 meses, alguien que ubicábamos como clientes, porque ya habían tenido aparición 3 o 4 fines de semana antes como clientes, llegaron un día preguntando por el encargado, se presenta el encargado y llegan ellos con la premisa de que vienen por parte de la línea no, que se tiene que empezar a trabajar con ellos, que ellos no extorsionan, empiezan a decir todas sus cosas y uno no entendía, fue cuando dicen que, colaboraban con el cartel de Jalisco, que ellos venían a tomar la plaza y que las cosas iban a cambiar, que no extorsionaban, no mataban gente, que bla, bla, bla, de han un paquete con dosis de droga y empiezan a decir, hemos venido en ocasiones atrás y hemos encontrado en los baños, que hay bolsas de mercancía de la parte contraria, de la competencia, nosotros queremos tener aquí la presencia, hemos trabajado con otros negocios, no dio nombres de otros establecimientos que ahorita ya se encuentran cerrados, dieron muchos detalles de que conocemos a tu jefe, sabemos que tiene Replay, otros negocios de él mismo y van a trabajar con nosotros, dejan el paquete con la dosis de droga y un flyer que decía Grupo Elite, y las iniciales del cartel de Jalisco y un teléfono con lada de Celaya, para que se comunicaran, entonces, dentro del acuerdo dice, nosotros vamos a estar pasando cada semana, cada semana y vamos a estar cobrando lo que les dejemos de material, (…) ellos tenían la orden directa de dejar el paquete y dejar las indicaciones de que ya se iba a trabajar con ellos y que no había problema si nosotros no la queríamos vender, si la queríamos tirar, si la queríamos regalar, fuera cual fuera, ellos tenían la orden de dejar los paquetes cada semana y estar haciendo el cobro de dichos paquetes”.

El ahora ex empleado del bar, reconoció que al ser Celaya un municipio pequeño, “los chismes” entre los trabajadores del rubro de comida y alimentos, corren y no descartó que el atentado que sufrieron, fue por la extorsión que sufrían de un cartel y que otro, al enterarse quisieron hacer un ajuste de cuentas.

“Celaya es una ciudad muy pequeña y en el rubro de alimentos, bebidas, bares, pues todo se sabe a voces, por meseros, por X y Y razones y pues, se esparce el chisme, y el chisme sea verdad o mentira, al ser repetida muchas veces, se toma como verdad, (…) nosotros creemos que fue debido a eso, los actos de violencia que se han suscitado, la forma de cómo dejan los mensajes y contenido de los mensajes, el conflicto que tenían con este tal Zermeño, la disputa constante de la plaza entre estos dos carteles y lo que dijeron los Agentes de la Fiscalía, fue que, porque nos enseñaron las cartulinas, decían que fue por parte de Los Marros, el Cartel de Santa Rosa de Lima, entonces era un ajuste de cuentas”.

Sobre Alondra, dijo que tenía 39 años y a pesar de estar diagnosticada con diabetes, siempre fue muy alegre con los compañeros, tenía un hijo de 20 años y vivía con su papá, a quien cuidaba pues también estaba enfermo.

“Alondra ahí iba a cumplir los 2 años trabajando ahí, (¿Cómo era ella?) Le decíamos la chata, una persona muy carismática, proactiva pese a padecer diabetes y siempre estar como enfermilla y quejándose de todo, era una persona muy alegre, siempre trataba de alegrar al grupo, el chascarrillo con los compañeros”.

Después del ataque, Alondra estaba consciente cuando fue trasladada al hospital, pero por su enfermedad se le complicó la herida y perdió la vida en el área intensiva.

“Estaba consciente, estaba pidiendo que se tranquilizaran, no se había dado cuenta del disparo, no sabemos si fue directa, si fue de rebote, lo que dice la parte médica, es que le entró al cuerpo, rebotó en una costilla y le terminó en el hígado, se fue consciente, los paramédicos dijeron que tenía signos vitales, no presentaba un mayor riesgo, salvo que sí tenía el impacto de bala, conforme transcurrió, nos avisaron que entró a quirófano, duró como 7 horas”.

La noche del viernes 18 de noviembre, tras el atentado, la policía municipal de Celaya realizó un operativo para  detener a los responsables, un kilómetro y medio adelante del  bar, los dos sujetos presuntos responsables, fueron detenidos.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 174K suscriptores