Obispo de Celaya hace llamado a los malos a que se «reorienten» al camino del bien

Celebacion purisima concepcion

CELAYA, GTO. A 08 DE DICIEMBRE DE 2023.-A pesar del frío, la neblina, la lluvia y la situación que vive la ciudad, los feligreses no dudaron en salir desde temprano para festejar a la Purísima Concepción, patrona y reina de Celaya.

Desde muy temprano comenzaron los festejos en su día, con las tradicionales mañanitas, después hubo misas intercaladas, mientras que a las afueras del templo de San Francisco, la banda musical y feligreses se preparaban para rendir homenaje a una de las advocaciones de la Virgen María más querida de todas.

A las 12 y media fue la misa solemne presidida por el Obispo de la Diócesis de Celaya, Víctor Alejandro Aguilar Ledesma.

Desde las once y media, la gente fue llegando, sentándose en alguno de los lugares disponibles, pues la fe y la emoción de presenciar la eucaristía movía a los presentes.

Antes de que comenzará la celebración ya no había lugares disponibles, por lo que muchos se quedaron parados pero eso no impidió que vivieran su fe con fervor.

La gente aprovechaba para tomarse la foto con la Purísima Concepción, que bajó de su lugar en lo alto del templo de San Francisco para estar cerca de sus devotos, mismos que se encomendaron a ella, pidieron por sus necesidades o agradecieron algún favor, no sin antes persignarse y confiar en su protección.

El momento llegó y el Obispo presidió la celebración, pidiendo principalmente por la paz de la ciudad y el mundo entero.

La primera lectura fue del Génesis, que habla del pecado original y como Eva y Adan fueron regañados por Dios.

La segunda lectura fue de una epístola de San Pablo, que decía que los hijos de Dios son herederos de las bondades y riquezas de Dios.

El evangelio de San Lucas trató sobre el pasaje de la anunciación, en el cual relatan como el ángel Gabriel visitó a María para decirle que ella, sin pecado original sería la madre del salvador, misión que ella aceptó de manera humilde.

Durante la homilía, el Obispo habló de cómo se necesita la paz en el mundo y en los corazones, que la violencia es por una falta de Jesús, pidiendo por todos, que Dios los proteja y a las personas que hacen el mal, convertirse, pidió por las necesidades, especialmente la paz que es tan necesaria en estos tiempos.

“Y también junto con María debemos alegrarnos hoy en este día, aunque hay muchos motivos para quizás estar tristes, y quizá para vivir con zozobra y miedo, pero hoy, junto con María queremos recibir este anunció, alegra, María recibe este anunció del ángel porque ella ha sido elegida, predestinada por Dios para que, desde su primer instante de ser natural pueda preservar en vistas a su maternidad divina del pecado original” mencionó el obispo en su mensaje.

De igual manera habló que en estos momentos se está en una lucha del bien contra el mal, por lo que pide la intercesión divina.

“Hoy tenemos consternación por situaciones tan dolorosas donde algunos hermanos nuestros abusando de la libertad que Dios nos dio, una libertad para elegir el bien y hacer el bien, deciden hacer el mal y causar dolor, sufrimiento y llanto a nuestra sociedad, a ellos los invitamos, los exhortamos vehemente, a que con María, y ayudados por la Virgen María reorienten su ira para que elijan el bien y sepan hacer el bien al prójimo, y no causar llanto, dolor, sufrimiento y mal, invitarlos a la conversión, invitarlos a volver al camino del Señor”, exhortó.

Así fue como se desarrolló la celebración, al finalizar, los feligreses aprovechaban para tomarse la foto con el Obispo, y los festejos siguieron, la música sonaba afuera y la gente disfrutaba y festejaba a la patrona de Celaya, misma que con su manto cubrió a todo fiel que se encomienda a ella.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 174K suscriptores