¿Cómo va el combate al rezago social en Guanajuato? Aquí le cuento.

justo medio agora

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), además de realizar la medición de la pobreza como lo indica la Ley General de Desarrollo Social,  mide un índice llamado ‘Índice de Rezago Social’ (IRS) que estudia a profundidad cuatro de las dimensiones de la pobreza en el país que permiten identificar las áreas territoriales prioritarias en materia de desarrollo social; es decir, las localidades en las que se encuentran los más pobres entre los pobres.

El IRS profundiza en el análisis del rezago educativo, acceso a los servicios de salud, calidad y espacios de la vivienda y acceso a los  servicios básicos en la vivienda, incorporando además algunos indicadores referentes a los bienes contenidos dentro del hogar. A partir de la medición del IRS, el CONEVAL clasifica, a nivel nacional, estatal, municipal y hasta el detalle de las localidades dentro de los municipios, el Grado de Rezago Social (GRS) que clasifica en cinco niveles: rezago social muy bajo, bajo, medio, alto y muy alto.

De acuerdo a la última medición del IRS, calculada con los datos disponibles de los Censos, Conteos y Encuestas Intercensales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se concluye que en el 2020 había cuatro entidades federativas con un ‘muy alto’ rezago social: Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Veracruz. Cuatro entidades mostraron un ‘alto’ grado de rezago social, seis entidades un nivel medio, 14 entidades un nivel bajo y cuatro entidades tuvieron un nivel ‘muy bajo’ de rezago social, siendo Nuevo León el estado con el menor GRS.

A pesar de que se cuenta con el cálculo del IRS y el GRS para los últimos 20 años, el CONVEAL ha reconocido a través del tiempo que la metodología de los cálculos no permite realizar un seguimiento comparativo de la evolución del Índice o del Grado de Rezago entre los periodos disponibles. Para subsanar esta debilidad estadística, el CONEVAL presentó el pasado 28 de marzo el ‘Índice de Rezago Social Longitudinal’ (IRSL), el cual utiliza umbrales comparables para la medición del IRS, que permite analizar los avances que las entidades y los municipios, hasta el nivel de localidades, han tenido en el combate del rezago social en los últimos 20 años.

Con ello es posible analizar que, entre el 2000 y el 2020, cinco entidades avanzaron un nivel en el grado de rezago social, 17 entidades avanzaron dos niveles y nueve entidades lograron avances de tres niveles, entre ellas Guanajuato. Solo la Ciudad de México se muestra sin avance, pues ya desde el 2000 su nivel de rezago social era ‘muy bajo’. 

En los últimos 20 años, el mayor avance en el combate al rezago social se observó, a nivel nacional, entre el 2010 y el 2015, período en el que el nivel promedio de rezago social de las 32 entidades federativas se redujo en 44 por ciento. El periodo con el menor avance en el combate al rezago social se observa entre el 2015 y el 2020, lustro en el que se alcanzó una reducción de solo el 7 por ciento.

En el caso particular de Guanajuato, en el año 2000 la entidad mostraba un grado de rezago social ‘muy alto’, siendo en ese momento la décima tercera entidad con mayor nivel de rezago en el país. Ya en el año 2020, Guanajuato mostró un avance significativo reduciendo el nivel de rezago a ‘bajo’, aunque perdió dos posiciones en el ranking nacional. En el periodo contenido en los últimos 20 años, el mayor avance se observó entre el 2010 y el 2015, abatiendo el IRSL en 41 por ciento; el periodo con el menor avance se registró entre el 2015 y el 2020, con una reducción del 13 por ciento en el índice.

Los mayores avances en el combate al rezago social en el estado se han observado, en las últimas dos décadas, en las siguientes variables: porcentaje de hogares que no disponen de un teléfono celular, porcentaje de viviendas que no disponen de energía eléctrica, porcentaje de vivienda que no dispone de drenaje, porcentaje de viviendas que no disponen de excusado o sanitario, porcentaje de viviendas con piso de tierra, porcentaje de viviendas que no dispone de agua entubada de la red pública y porcentaje de viviendas que no disponen de un refrigerador.

Por su parte, los menores avances en el rezagos social en Guanajuato, en el periodo referido, se han observado en el porcentaje de viviendas que no dispone de computadora, laptop o tablet; porcentaje de la población de 6 a 14 años que no asiste a la escuela, porcentaje de viviendas que no disponen de televisión, porcentaje de viviendas que no disponen de lavadora y porcentaje de la población de 15 años y más con educación básica incompleta.

En los últimos 20 años, los 46 municipios del estado han observado avances en el combate al rezago social; ocho municipios lograron avanzar un nivel, 28 municipio avanzaron dos niveles y 10 municipios lograron un avance de tres niveles. Hoy en día, siete municipios del estado muestran un grado de rezago social ‘bajo’ y 39 municipios tienen un nivel ‘muy bajo’. No hay ya municipios con niveles de rezago medio, alto o muy alto en Guanajuato, aunque aún hay 409 localidades, de las 7 mil 353 existentes en el estado, que aún muestran rezago social en esos niveles.

En el municipio de Celaya, desde el año 2005, el rezago social se encontraba ya en el nivel ‘muy bajo’. Celaya es el segundo municipio del estado con el menor nivel de rezago social, después de la Capital. En las últimas dos décadas, el municipio ha observado los mayor avances abatiendo las siguientes dimensiones del rezago social: porcentaje de viviendas que no disponen de excusado o sanitario, porcentaje de viviendas que no disponen de drenaje, porcentaje de viviendas que no disponen de celular, porcentaje de viviendas que no disponen de energía eléctrica y el porcentaje de viviendas que no disponen de agua entubada de la red pública.

Hoy en día, Celaya es el segundo municipio del estado con el menor porcentaje de población de 15 años y más con educación básica incompleta. Es el tercer municipio del estado con el menor porcentaje de población de 15 años o más analfabeta y con el menor porcentaje de viviendas que no dispone de sanitario; es también el tercer municipio del estado con el menor porcentaje de viviendas sin drenaje. El municipio es el décimo a nivel estatal con el menor porcentaje de viviendas que no disponen de energía eléctrica.

Sin embargo, la gran área de oportunidad para Celaya radica en la cobertura de la población para acceder a los servicios de salud. Es el cuarto municipio del estado con el mayor porcentaje de la población sin derechohabiencia a servicios de salud. El 24.2 por ciento de la población, equivalente a más de 126 mil celayenses, no cuenta con acceso a una institución de salud. La falta de cobertura en Celaya se encuentra casi seis puntos por arriba de la media del estado, y  resulta 3 puntos por arriba del promedio de los siete municipios con los que colinda.

La próxima medición de la pobreza contendrá los cálculos levantados en el año 2022 y será publicada el próximo mes de agosto; esta medición deberá de incluir estadísticas a nivel nacional y a nivel estatal. La próxima medición a nivel municipal la conoceremos hasta el año 2026, ejercicio en el que se publicará la medición levantada en el 2025.

La virtud del justo medio

El CONEVAL sigue cumpliendo cabalmente con la obligación legal que se le ha encomendado; continúa produciendo información de altísimo valor para los gobiernos en sus tres niveles. Ahora solo falta que la clase política la estudie, la entienda y acciones en consecuencia.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 174K suscriptores