Agua contaminada afecta a habitantes de comunidades

agua

CELAYA, GTO. 31 DE MARZO 2022.- Habitantes de la zona norte del municipio de Celaya denuncian que el agua que les brinda el gobierno municipal “está contaminada”, ya que han comprobado que sale del pozo con niveles altos de arsénico, manganeso y flúor.

En un recorrido hecho por las comunidades de Tenería del Santuario, La Aurora y Galvanes, ciudadanos señalan una importante problemática en los dientes, pues la mayoría tienen manchas e incluso, enfermedades renales.

En el caso de Tenería del Santuario, en el 2010 se les construyó el pozo, con la promesa de una planta potabilizadora, 12 años después, no se ha construido nada y los habitantes tienen que comprar garrafones de agua para el consumo, lo cual es costoso para ellos.

“En marzo del año pasado, que ya iba a estar y si no, a lo mejor ya entrado este año pero hasta ahorita no, (…) vino el ingeniero y nos estuvo explicando que el agua no está buena para el consumo ni de la comida, ni hervida tampoco”, dijo un habitante de la zona.

Señalaron que se han hecho varios estudios de laboratorio y se les ha informado la presencia de arsénico en el agua.

En el recorrido, varios vecinos de la comunidad comentaron que en un radio de 4 cuadras, varias personas sufren problemas renales e incluso, un mes atrás, uno falleció.

Para evitar el consumo del agua contaminada los ciudadanos tienen que comprar garrafones, lo cual es costoso, pues a la semana compran hasta 7 con un precio de 15 pesos cada uno.

“La mayoría de gente compra garrafón, yo luego compro hasta 5 o 7 a la semana, por eso queríamos que nos pusieran el rellenador, para economizar poquito”.

En La aurora ya cuentan con una planta potabilizadora, pero acusan a la encargada del comité de no darles el servicio.

“Así es, ella no lo abre, nada más viene a cargar garrafones para vender en su tienda pero no lo abre, (¿Quién es la encargada?) Doña María, es la del Comité del Agua (¿Cuánto tiempo tiene así?) Ya el año, ya tiene un año en servicio eso pero no lo abren, mejor compramos agua de la que entra aquí en una camioneta, compramos agua, porque ahí está todo el tiempo cerrado”.

Sobre el agua del pozo, califican su calidad como “cochina” y por ello, la utilizan solo para los quehaceres del hogar.

“(¿Por qué no beben agua directamente de la llave?) Pues según que está cochina, bueno, cochina no, está contaminada, (¿Qué les dicen que tiene el agua?) De ese, que le sale como sarro, sale como sal”, comentaron.

En la comunidad de Galvanes, los vecinos comentan que desde hace tiempo se les informó que el agua tiene arsénico y reconocen que las manchas en sus dientes es por no tener agua potable.

“Ah no, es que no, el agua del pozo tiene arsénico y nada más lo utilizamos para lavar o para los quehaceres de la casa, para regar las plantas, pero para consumo, no, (…) manchas en los dientes sí, nosotros estamos bien manchadas, la mayoría de la población pero ya de que no consumimos, los niños ya no, porque ya no se consume el agua de ahí”.

Comentaron que hace tiempo se les construyó una planta potabilizadora, pero ésta fue baleada.

“Había una potabilizadora pero ya después no, (¿Qué le pasó a la potabilizadora?) Es que la balacearon, balacearon los tinacos, o sea, para purificar y eso, lo balacearon y pues ya no se dio uso a la potabilizadora”.

Sobre estas denuncias, el gobierno municipal reconoció la presencia de sustancias en el agua de pozos de estas comunidades, sin embargo, descartaron un problema de salud.

Gerardo Martínez Figueroa, Coordinador de Agua Potable, Drenaje y Saneamiento Rural, reconoció que el agua de dichas zonas contiene químicos, pero aseguró que la Secretaría de Salud no ha emitido riesgo alguno en la salud por ello.

“Ese es el problema de manganeso y flúor, y a veces por eso la gente tienen los dientes manchados de color, no por el arsénico, en otras comunidades como La Laja, es fierro, las aguas tienen elementos químicos que la misma corriente subterránea se los abastece”.

A detalle, comentó que en Tenería del Santuario se tiene presupuestado 2 millones de pesos para la construcción y equipamiento de la planta potabilizadora.

Explicó que en Galvanes, la planta se construyó en el 2010, ya que la Secretaría de Salud les instruyó hacerlo. Indicó que ésta fue cerrada por petición de un grupo de personas.

En el 2013, se rehabilitó la planta con una inversión de 90 mil pesos, pero un día antes de su inauguración, fue vandalizada.

“Incluía los tanques y todo lo de adentro, todo fue un éxito porque pensábamos inaugurarla un lunes pero desgraciadamente, el sábado en la noche anterior, alguien que andaba por ahí en malas condiciones físicas, destrozó algunas cosas y baleo, hizo unas perforaciones ahí y obviamente unos boquetes en los tanques”.

Señaló que a pesar de ello, rehabilitarán la planta por 140 mil pesos.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 174K suscriptores