Realizan misa crismal, bendicen aceite y renuevan promesas sacerdotales

IMG 20240327 WA0028

CELAYA, GTO. A 27 DE MARZO DEL 2024.- Los sacerdotes de la Diócesis de Celaya renovaron sus votos y se realizó la bendición del aceite crismal que servirá para los sacramentos en una celebración eucarística solemne.

A las once de la mañana salieron de Catedral el Obispo de la Diócesis de Celaya; Víctor Alejandro Aguilar Ledesma y los 210 sacerdotes diocesanos y sacerdotes franciscanos con rumbo al Templo de San Francisco, portaban el aceite que sería bendecido.

Arrancó la misa y la primera lectura fue del profeta Isaias, que hablaba sobre el espíritu que se posa sobre las personas, para ser profetas, sacerdotes y ungidos obrar milagros.

El evangelio narra cuando Jesús en la sinagoga leyó el mismo pasaje y reafirmó que esa profecía se cumpliría.

El momento solemne llegó, y todos los sacerdotes bendijeron el aceite, pidiendo a Dios su unción.

Ya en entrevista, el Obispo externó que esta misa solemne se hace con el presbiterio, laicos y decanatos, haciendo un signo de iglesia para consagrar el santo crisma.

“Bendecir los óleos de los catecúmenos con los que van a bautizar, y para los enfermos, eso se les entrega hoy a los sacerdotes y los llevan a sus parroquias, también es importante estamisa porque los sacerdotes junto con su obispo renuevan sus promesas de renovación sacerdotal”, refirió el obispo.

Dio a conocer que actualmente en la Diócesis hay 210 sacerdotes diocesanos y 43 religiosos.

Señaló que los retos que actualmente tienen los sacerdotes son tres; primero la formación permanente, ya que teniendo tantas actividades se debe tener el tiempo para la formación permanente.

“Es decir, seguirse formando y preparando, el segundo reto que tenemos en la diócesis es la demanda por parte de la gente, es decir, hay demasiadas actividades, servicios que se piden y a veces se agotan porque hay muchísimas misas, hay parroquias con 46 comunidades que atender y todas tienen misas y enfermos”, declaró.

En este punto, dijo que a pesar de lo que se dice que hay menos católicos en el mundo, pero hay más gente y esas personas requieren los servicios religiosos.

“En la diócesis tiene más o menos un millón 600 mil habitantes, de ese millón 600 mil habitantes, el 90% son católicos, ese millón y algo dividelo entre 200 padres, ¿de a cuánto manos toca? la diócesis son 11 municipios”, externó.

Finalmente comentó que si existe una déficit de sacerdotes, y por ello, se pide por las vocaciones sacerdotales, se ore, se acompaña a los jóvenes y proponer la vocación como un servicio.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 174K suscriptores