Ultracrepidianos atacando titulares

personas opinando

Extraña y rara palabra, que pareciera nutrirse para cobrar vida en los submundos marcianos, dedicada a todos aquellos que, sin tener conocimiento, sin uso de la investigación jamás guardan silencio; con una obsesión intensa por opinar. Sin tropiezo corrigen y en la punta de la lengua se ciernen las sugerencias, para acomodarnos la vida, expertos en todas las materias y solucionadores del código morse en tablas algorítmicas. Esta palabrita de Ultracrepidianos, fue acuñada por William Hazlitt (humanista inglés) basada en la expresión de Plinio el viejo “Ne supra crepidam sutor indicaret: que el zapatero no opine, por encima de sus sandalias” equivalente a zapatero a tus zapatos. Los expertos en psiquiatría, lo aplican como el efecto Dunning-Kruger que se resume: cuanto menos sabemos, más creemos saber y más opinamos; imponiendo ideas como verdades absolutas; haciendo pasar a los demás como incompetentes, dado que no son capaces de reconocer la competencia de los demás.

Desprecio, destila en cada palabra cuando se menciona el nombre de alguna autoridad en la materia en cuestión. Aunque claro está, que todos tenemos derecho de externar nuestras opiniones o criterios, en el sano afán de otorgar a quienes deciden escucharlas una opción diferente de resolución o solamente expresar la posición, que dicta nuestra conformación, dándole sustento y validez con argumentos para así otorgarles mayor credibilidad; nada tiene que ver con estos obsesivos comportamientos, como el que hace unos días externo el ciudadano Vicente Fox sobre darles “mota a los hijos” una vez más nos demuestra su falta de conciencia sobre sus limitaciones -creo que no es psicólogo, aún menos terapeuta, médico, tampoco experto en adicciones y sus consecuencias ni se ha distinguido como educador familiar- . Cito textual “Nos estamos perdiendo de cosas maravillosas en materia de salud, de negocios, de impulso a la economía, en la generación de empleo, en materia de atracción de inversiones, esta es la industria del momento” ¡Denles mota a sus hijos¡ Desde hace años expertos en adicciones señalan la importancia de cuidar y proteger a los más jóvenes del consumo de estas sustancias, pues son la antesala que se abre a otras más peligrosas, además de afectar de manera importante partes del cerebro -considerando las que participan en la capacidad de aprender, recordar, prestar atención- cuestiones de fertilidad, problemas respiratorios, trastornos psicológicos y emocionales; sumadas a fuertes tendencias en los jóvenes a la depresión, ansiedad. Los riesgos de abstinencia, también suelen ser importantes y definitivamente la marihuana sí es adictiva. En varias partes de nuestra sociedad tendemos a normalizar los daños, más las personas que hemos convivido con adicciones sabemos lo difícil que se torna la vida para quienes consumen, así como para los cercanos. Ojalá y pocos les den importancia a las palabras de este Ultracrepidiano, quien, por alguna desconocida razón, prefiere mantenerse en la adicción y no encaminarse a la resolución investigando, estudiando y desintoxicándose. Recordando, además, que la falta de autocrítica, no solo hace que lleguemos a conclusiones equivocadas, sino también nos impulsa a tomar decisiones que terminan dañando a nuestra persona y a otros. El señor tiene un foro, que además los periodistas cuando no tienen notas de valor, lo buscan para engordar su caldo, quizá sin reflexionar que esas expresiones pueden ser causa de daños mayores o ¿usted qué opina?

FACEBOOK DE VELIA HONTORIA 

TWITTER DE VELIA HONTORIA

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 174K suscriptores