Logo Ágora

COLUMNISTAS

Rayo Esmeralda Patiño

Celaya Internacional

@RayoEsmeralda
Visitas: 386

Celaya Internacional


GROENLANDIA, LOS GIGANTES  Y LAS TIERRAS RARAS


 

                                                                   “La Tierra ofrece lo suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no la codicia de algunos”

Mahatma Gandhi

 

Esta semana nos hemos enterado que la segunda mayor isla del mundo (la primera es Australia) que es Groenlandia votará para determinar si se permite la explotación de los recursos de su subsuelo, puede pensarse que es un tema que solo atañe a los groenlandeses y a los daneses, pero este es el preludio de la verdadera batalla entre dos gigantes por hacerse con las Tierras Raras y con ello con el control casi absoluto.

En Groenlandia se han encontrado un conjunto de minerales que son muy extraños por decirlo de una manera fácil, estos minerales son los llamados lantoides un grupo de 18 minerales que tienen un nombre un tanto raro y es por ello que los geólogos y químicos  les han llamado Tierras Raras, son materiales muy codiciados y usados en el tratamiento de aguas residuales, refinamiento de petróleo, la elaboración del sistema interno de los teléfonos móviles, imanes usados en la aeronáutica, tecnología espacial y de guerra pero también en automóviles híbridos y eléctricos porque con estos minerales se fabrican también los paneles solares, motores de molinos eólicos, fibra óptica, etc., así que nos podemos dar cuenta de todo lo que está en juego con la explotación de dichos recursos.

Existen países que cuentan con yacimientos  de dichas tierras si no importantes, sí en una cantidad “decente” digamos pero que no las explotan  debido al impacto medioambiental porque para generar una tonelada del importante material se requieren enormes cantidades de agua y según algunos expertos del centro de investigación económica de España hace falta usar 75 mil litros de agua que además se convertiría en agua ácida generando residuos radiactivos que conlleva además la destrucción de los campos de pastoreo a varios kilómetros a la redonda de la mina.

Según la OMC la República a Popular de China cuenta con el 35% de Tierras Raras pero a nivel mundial controla el entre el 70 y 80% con ello deja muy de lado a Estados Unidos a quien ha vetado en su explotación, por ello el Presidente Biden ha decidió confrontar directamente y desde los Foros Internacionales al Dragón asiático, muy lejos de lo que muchos soñadores esperaban en la relación de estos dos gigantes.

Pero mientras los titanes preparan su campo de batalla comercial al que quizá puedan sumarse países del Sudeste asiático que tienen yacimientos de Tierras Raras, los poco más de 56 mil habitantes de Groenlandia están divididos; algunos ven una enorme oportunidad de desarrollo y crecimiento económico en la zona debido no solo a los empleos que la mina generará sino a la diversificación y creación de nuevos negocios que atiendan las necesidades creadas por la explotación minera a gran escala, sin embargo hay otros que ven con preocupación el fin de su actividad económica que es el pastoreo, temen por su modo de vida y la seguridad de sus animales, sin embargo dentro de esos dos grupos hay quienes ven esto como una nueva oportunidad para conseguir un mejor posicionamiento mundial, convirtiéndose en un actor geopolítico relevante debido a que entre el 15 y 20 por ciento de las necesidades mundiales serán abastecidas desde ahí, y quizá eso los lleve a lograr la añorada independencia de Dinamarca.

 

Pero no toda buena noticia llega sola, esta llega en un momento delicado en el que ONU acaba de dar a conocer el aumento del CO2, que según los expertos del organismo mundial este ha sido el aumento más rápido y significativo desde hace 5 mil años, o sea que el calentamiento global no está en un punto delicado sino que prácticamente es ya irreversible, la mala calidad del aire y su densidad provocarán más afecciones respiratorias y de la piel y todo como bien sabemos en plena pandemia de COVID19 y con una muy precaria vacunación en muchos países y si a ello le sumamos el incremento en las actividades extractivas podemos visualizar un escenario futurista nada halagador.

Los especialistas noruegos en minas creen que el impacto medioambiental será mínimo si tomamos en cuenta el enorme beneficio tecnológico que se generará con la explotación de las Tierras Raras, en lo personal lo veo como un juego de suma cero; aniquilamos al planeta para usar tecnología menos contaminante. Mientras nos sentaremos a ver cuál de los gigantes termina por conquistar y dominar el Ártico.

Por: Rayo Esmeralda Patiño

@RayoEsmeralda

 


Fecha de publicación: 07/04/2021

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Héctor Gómez de la Cortina

EN SUS MARCAS, LISTOS ¡FUERA!

Más artículos de Rayo Esmeralda Patiño

NOTICIAS RECIENTES